_
_
_
_
PRISIONES

Picassent quiere crear un grupo terapéutico contra la droga

La droga es la principal causante de agresiones, reyertas y sanciones en las cárceles y Picassent no es ninguna excepción. La dirección del penal, los reclusos y los médicos y psicólogos que les atienden reconocen la gravedad del problema: cerca del 70% de los internos están familiarizados con el consumo de estupefacientes y muchos siguen consumiendo y traficando mientras cumplen condena. Y cuando quedan en libertad muchos vuelven a delinquir para pagarse la dosis diaria. Para combatir la elevada tasa de drogadicción, los responsables de la prisión quieren crear una comunidad terapéutica de desintoxicación, dirigida por Proyecto Hombre. En la actualidad sólo se ha puesto en marcha una comunidad terapéutica en la prisión madrileña de Soto del Real (Madrid). Los responsables de la cárcel de Picassent subrayan que la creación de esta comunidad permitiría que los presos de primer y segundo grado iniciaran una cura de desintoxicación sin tener que aguardar el tercer grado y poder salir de la cárcel. "Ya que no pueden salir, queremos llevarles la comunidad terapéutica a la cárcel", postulan. Esta iniciativa ha sido muy bien acogida por el Centre Valencià de Solidaritat, que gestiona los programas de Proyecto Hombre. Su director, Ángel Pedro Álvarez, lamenta que las prisiones "se crearon para reinsertar y reeducar pero sólo se dedican a castigar. Hay que hacer algo para romper el círculo vicioso". Álvarez ya ha redactado un informe con todas las necesidades. La gerencia de la cárcel se compromete a facilitar todo el material y las instalaciones. Pero necesitan ayuda para sufragar los 30 millones anuales de sueldos a los profesionales del equipo terapéutico. Los responsables de la cárcel y de Proyecto Hombre pedirán a las instituciones subvenciones que permitan crear esta comunidad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_