BIOLOGÍA

Las sustancias que 'matan de hambre' a los tumores

Judah Folkman, el investigador de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) autor de la idea de combatir los tumores con sustancias que les cortan el suministro de sangre, anunció el pasado viernes en Science el hallazgo de un tercer factor con esta función. Pero el anuncio llega tras las críticas de prominentes investigadores a la calidad de su trabajo y a la eficacia de las dos primeras sustancias halladas, la angiostatina y la endostatina.Un investigador del Instituto Nacional del Cáncer estadounidense declaró esta semana que la institución abandonaría los intentos de reproducir el trabajo de Folkman con la angiostatina y la endostatina. Los resultados de Folkman pudieron reproducirse en su propio laboratorio, pero no en otros. Folkman, que trabaja en el Children's Hospital de Boston, alega que las muestras que envió a los demás laboratorios estaban en mal estado.

La compañía Bristol Myers Squibb, donde se intentaba llevar la angiostatina al mercado, también ha abandonado el proyecto. Otro investigador ha sugerido que las sustancias aisladas en el laboratorio de Folkman podrían ser artefactos resultado de procedimientos de laboratorio erróneos, y ha criticado al Instituto Nacional del Cáncer por sus planes de probar la angiostatina en pacientes sin tener antes evidencias creíbles de su eficacia.

Obstáculos

Estos problemas podrían ser pequeños obstáculos en el aún prometedor campo de la angiogénesis, el proceso por el que el cuerpo humano induce la formación de pequeños vasos sanguíneos. Los tumores deben lograr que el cuerpo genere nuevos vasos sanguíneos para ellos. Tras muchos años de investigación Folkman descubrió que los tumores producen sustancias que inducen la angiogénesis, y también, sorprendentemente, sustancias que frenan el proceso. Y las células de los vasos sanguíneos representan una diana muy buena para la terapia antitumoral, dado que, al contrario que las células tumorales, no pueden volverse resistentes a los fármacos.

En 1997 Folkman anunció que en los experimentos de su laboratorio la angiostatina había logrado reducir a tamaño microscópico los tumores en ratones, un resultado considerado sorprendente. El nuevo factor antitumoral descrito por Folkman en Science es un fragmento de antitrombina, una de las muchas proteínas implicadas en la formación de coágulos. El fragmento se ha revelado eficaz para inhibir la formación de los vasos sanguíneos y reducir el tamaño de los tumores.

Algunos investigadores han tenido éxito a la hora de reproducir los resultados de Folkman, pero otros no. Otros investigadores han producido su propia angiostatina, independientemente de Folkman, y han encontrado que es muy eficaz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de septiembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50