El Gobierno pacta con CiU triplicar los incentivos fiscales para I+D

El secretario de Estado de Hacienda, Juan Costa, acompañado del ministro de Industria y portavoz del Gobierno, Josep Piqué, y de representantes de CiU (el grupo catalán no tuvo reparos en estar en la presentación a la prensa de una decisión del Gobierno que apoya), anunció ayer que el Gobierno triplicará a partir del próximo año los incentivos fiscales a la investigación y desarrollo (I+D) en la empresa, lo que representa una ayuda de 60.000 millones de pesetas (360,60 millones de euros) frente a los 20.000 millones de pesetas (120,2 millones de euros) que se destinan actualmente.Estas medidas, que tienen como objetivo incentivar la I+D y la innovación en las empresas, establecen un aumento en los porcentajes de deducción general en la cuota fiscal del 20% al 30%. A esta deducción se le podrá añadir otro 10% por gastos de investigación, mientras que por la innovación tecnológica, que por primera vez recibirá incentivos, las empresas deducirán hasta un 15%.

No obstante, el conjunto de las deducciones no podrá sobrepasar el 45% (frente al 35% actual), pero para optar a ese 45% es condición indispensable que la deducción por I+D exceda del 10% de la cuota. Además, se amplía el concepto de I+D, que permitirá deducciones fiscales en la cuota por inversiones en progranas informáticos (software avanzado, según la comunicación difundida ayer por el Gobierno) y por desarrollo de prototipos.

Esfuerzo fiscal

En la rueda de prensa posterior a la firma de los acuerdos para promover la innovación tecnológica alcanzado por el Gobierno y sus socios parlamentarios de CiU, el ministro de Industria anunció que estas medidas serán incluidas en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos del Estado para el 2000.

Por su parte, Costa señaló que este "esfuerzo fiscal" del Gobierno ampliará "muchísimo" el número de empresas beneficiarias, y destacó que en la actualidad el 10% de las empresas españolas tiene una actitud innovadora. Piqué manifestó que es necesario que el esfuerzo inversor privado sea mayor que el público.

El consejero de Industria de la Generalitat de Cataluña, Antoni Subirá, enfatizó que los incentivos fiscales se extienden a la subcontratación de departamentos científicos, y calificó el acuerdo de "muy sólido". Piqué, que calificó el acuerdo de "completo y muy positivo", agradeció en público a la Agencia Tributaria por haber permitido que las medidas se hayan consensuado, después de varios meses de enfrentamiento entre Hacienda e Industria.

Para la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de I+D, Carmen Heras, las ayudas propuestas "no ayudarán a las pequeñas y medianas empresas" y se han adoptado sólo para atender a la presión de CiU.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción