Encarcelados siete inmigrantes tras los disturbios de Melilla

Los siete detenidos en Melilla, tras los disturbios ocurridos en una granja del servicio de acogida temporal de inmigrantes, ingresaron ayer en prisión acusados de desórdenes públicos, daños y lesiones a la autoridad. Los detenidos, de nacionalidad argelina, han originado, supuestamente, daños por más de 20 millones. Los disturbios se originaron por disputas en el reparto de comidas. En la granja reinó ayer la normalidad durante toda la jornada. Sin embargo, durante la noche del viernes un grupo de inmigrantes prefirió dormir a la intemperie, por temor a que se repitieran los incidentes. "Hemos preferido dormir fuera; hace una buena temperatura y nuestro miedo a otro posible incendio de los dormitorios es mayor que el frío que podamos coger", comentó un inmigrante.

Como la parte que resultó quemada el pasado viernes corresponde a un tercio de los barracones, se han ido acomodando en las últimas horas otros para acoger a la población inmigrante. Algunas familias han sido conducidas al nuevo centro de acogida temporal, donde no ha habido altercados. Tras los últimos incidentes, en los que un grupo de inmigrantes arrancó el cuadro eléctrico y destrozó las instalaciones, los vecinos y los propios inmigrantes se encontraban sin agua debido a que el motor que bombea la misma no tenía fluido eléctrico. Ayer se habilitó una gran cuba de agua para sofocar el calor y para la higiene personal.

El delegado del Gobierno, Enrique Beamund, en rueda de prensa, aseguró ayer que durante este mes de septiembre se reiniciarán las salidas de los inmigrantes hacia la Península "a ritmo normal". Según dijo, se están arreglando todos los deterioros producidos en el centro, y puso de manifiesto el alto coste de inversión que supone el mismo, como ya ha ocurrido con anterioridad en otras revueltas. "Más de 20 millones de pesetas es el balance de los destrozos en una primera valoración, aunque todavía se siguen sumando daños en la gran lista. Siempre suele ser en verano, en que se juntan en gran número, cuando se producen este tipo de situaciones de fuerza para presionar", comentó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de septiembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50