Sólo el 20% de las zonas naturales recibe atención

El desarrollo turístico que ha supuesto la masiva ocupación del litoral valenciano se ha generado, según el Plan de Desarrollo General (PDR), "a costa de zonas húmedas litorales, cordones dunares y montes de gran singularidad, con importantes endemismos que juegan un papel esencial en la biología de muchas especias migratorias, poniendo en peligro su supervivencia". Y pese a que la mayor parte de los espacios protegidos valencianos corresponde a zonas húmedas, el 88% de éstas se encuentra sin un acondicionamiento ecológico activo que ayude a su conservación. Así, de los 96,8 kilómetros del borde costero correspondientes a zonas húmedas (sin contar los numerosos humedales ya degradados o en proceso de degradación que el Consell no ha catalogado así) sólo 11,5 (el 12%) han sido objeto de un acondicionamiento ecológico activo que ayude a su conservación. Respecto a los 103,2 kilómetros de monte litoral o acantilado, sólo 27 kilómetros están protegidos (destacan el Montgó o el Penyal d"Ifac). Sin embargo, el PDR sólo estima que 4,6 kilómetros han sido acondicionados. Por último, de los 87 kilómetros de cordones dunares (protegidos 38,3) se sigue sin actuar sobre el 80%.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de septiembre de 1999.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50