Comptos aconseja un acuerdo con el Estado sobre las funciones de la Policía Foral

La Cámara de Comptos de Navarra, el órgano fiscalizador de la comunidad, ha pedido al Gobierno de UPN que negocie con el Estado un convenio para delimitar con claridad las competencias y responsabilidades de la Policía Foral, especialmente las de tráfico y policía judicial, que en la actualidad comparte con la Guardia Civil, lo que puede generar "conflictos y problemas" en un futuro. La sugencia de Comptos está incluida en su informe fiscalizador sobre los gastos e ingresos de la policía autonómica navarra y obedece a la necesidad de definir el modelo policial que Navarra desea para el siglo XXI, sobre el que actualmente no existe un consenso. A finales de 1998 el cuerpo de la Policial Foral de Navarra tenía 447 agentes, de los que 140 realizan labores de control del tráfico, 131 se dedican a la protección de edificios y 63 trabajan como escoltas de autoridades. Cuenta además con 71 agentes en el gabinete técnico, 29 en las patrullas de protección ecológica y 11 en la sección de juegos y espectáculos. La Policía Foral costó a los navarros 2.484 millones de pesetas el año pasado, un coste "adecuado", según Comptos, si bien destaca la necesidad de reclamentar claramente las cuestiones de personal, destinos y estructura de mandos. Por otro lado reconoce la imposibilidad de analizar los niveles de "eficacia, eficiencia y economía" de las diferentes unidades policiales debido a la "ausencia de indicadores adecuados" y propugna que una actividad tan esencial en todo cuerpo policial como es el entrenamiento físico se realice en instalaciones propias y bajo la supervisión de personal técnico. Ahora los policías forales realizan sus prácticas físicas en un gimnasio privado de Pamplona, sin ningún control.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 31 de agosto de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50