La UE abre expediente informativo por el sacrificio de cerdos en Lleida por el método de enterrarlos vivos

La Unión Europea estudiará la denuncia presentada por el grupo Los Verdes de Madrid el pasado mes de julio por el método que se utilizó en Lleida durante la peste porcina clásica para sacrificar y enterrar los cerdos afectados por la epidemia. De momento desde Bruselas se ha pedido copia de las grabaciones en vídeo que Los Verdes presentaron junto con la denuncia y en las que se observan los hechos denunciados. La portavoz de Los Verdes de Madrid, Gloria Torres, confirmó ayer que la Comisión Europea les ha enviado una carta en la que se asegura que "se estudiará detenidamente este asunto". Además se ha pedido al Gobierno español que opine sobre las acusaciones contra el consejero de Agricultura de la Generalitat, Francesc Xavier Marimon, al que Los Verdes consideran responsable directo de los hechos denunciados. La denuncia se presentó el pasado 19 de julio ante la Oficina de la Comisión en Madrid. En ella Los Verdes afirmaban que durante los años 1997 y 1998 el Estado español incumplió de manera grave y reiterada la directiva europea sobre protección de los animales. Según Torres, las fotografías, los artículos de prensa y las grabaciones en vídeo que se presentaron demuestran que durante el periodo en el que la peste porcina clásica afectó a un importante número de granjas en Lleida y otras provincias españolas, muchos de los cerdos que se sacrificaron fueron enterrados vivos. Los animales eran arrojados a grandes fosas y luego eran cubiertos con tierra y con cal. La extensión de la crisis obligó a sacrificar a un número muy importante de animales en poco tiempo y el grupo ecologista Ipcena llegó a presentar una denuncia por delito ecológico, que luego no prosperó, alegando que los restos de los animales podían estar contaminando los acuíferos subterráneos. La portavoz de Los Verdes destacó ayer que la Comisión Europea no suele investigar sobre actuaciones pasadas y ya finalizadas, como ocurre en este caso, y por eso, el hecho de haber pedido más información es una señal del interés de Bruselas para llegar al fondo en la investigación de este caso y determinar si se ha incumplido la normativa sobre protección de animales. Si finalmente la Comisión considera que las actuaciones llevadas a cabo durante la erradicación de la peste no fueron correctas, el Estado español podría ser sancionado por estos hechos. Además, Los Verdes no descartan presentar nuevas denuncias contra el consejero Marimon y contra el fiscal jefe de Lleida, al que acusan de prevaricación por haber archivado una denuncia que presentaron en su día los ecologistas por estos mismos hechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0031, 31 de agosto de 1999.

Lo más visto en...

Top 50