Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Central Europeo se desmarca de la Reserva Federal y mantiene los tipos de interés al 2,5%

El Banco Central Europeo (BCE) decidió ayer mantener los tipos básicos de interés en el 2,5% en la zona del euro, según un comunicado oficial de la entidad. Tal como habían adelantado fuentes del mercado, los 17 miembros del Consejo de Gobierno del BCE también mantuvieron en el 3,5% la facilidad marginal de crédito (por la que el banco presta el dinero) y en el 1,5% la facilidad de depósito (por la que remunera el dinero).Como había anticipado el presidente del Bundesbank (banco central alemán), Hans Tietmeyer, la subida en un cuarto de punto de los tipos de interés -del 5% al 5,25%- por la Reserva Federal (banco central) de Estados Unidos el pasado martes no ha tenido incidencia en la política monetaria del BCE.

Por otra parte, la entidad europea anunció que el índice de crecimiento anual de la masa monetaria en la eurozona fue del 5,6% en julio, frente al 5,3% de junio. Esta cifra se aleja notablemente del 4,5% que emplea el BCE como referencia, al igual que el índice trimestral entre mayo y julio, que subió al 5,4%, frente al 5,3% entre abril y junio.

Entre las causas que incluye el BCE para este incremento figuran el aumento de la cantidad de efectivo en circulación y de los depósitos a corto plazo, además de grandes movimientos de carteras en depósitos a corto plazo que se convirtieron en instrumentos negociables. Un crecimiento desmesurado de la masa monetaria en la eurozona podría inducir al BCE a pensar en una subida de los tipos de interés, señalaron fuentes financieras en Francfort.

Mayoría alemana

Respecto a los peticionarios que pujan en las subastas semanales del BCE para inyectar liquidez en el eurosistema, el 70% de éstos son bancos alemanes, según informó ayer el periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung.El diario cita un informe del banco regional de Hesse que dice que, de los cerca de 2.500 bancos que participan en estas operaciones de mercado abierto, aproximadamente dos terceras partes son entidades alemanas, de las que 550 pujan regularmente en las subastas del BCE.

Debido a la elevada cantidad de participantes en Alemania, el Bundesbank ha desarrollado un sistema automático para realizar las operaciones de refinanciación en este país. Mediante este mecanismo, el Bundesbank transmite electrónicamente cada lunes la información sobre la convocatoria de la subasta a través de sus bancos regionales, y éstos a su vez la distribuyen a las entidades incluidas en la puja. Una vez el banco ha confirmado su interés en la subasta, el proceso informático se desarrolla en el sentido inverso a través de los bancos regionales hasta el Bundesbank, y éste transmite la información al BCE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de agosto de 1999