Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE quiere llevar al fiscal la venta de coches del alcalde de Roquetas a su Ayuntamiento

El PSOE de Almería, a través de su secretario de Organización, Diego Asensio, pidió ayer al PP almeriense que aclare la venta de coches a instituciones gobernadas por los populares de la empresa Sur Poniente, de la que es socio y presidente el alcalde del PP de Roquetas de Mar, Gabriel Amat. Asensio afirmó: "Esto se parece al dicho aquel de "Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como", y aseguró que los socialistas no dudarán en llevar el caso ante la Fiscalía Anticorrupción si se demuestras que existen indicios de ilegalidad en la compra de los vehículos.

Los socialistas quieren que el presidente del PP almeriense, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, -también presidente de la Diputación provincial- ofrezca una explicación clara de lo que ha ocurrido en este caso para que no exista ningún tipo de dudas que hagan sospechar de la ilegalidad de las operaciones. "Además de ser honrado, hay que parecerlo. Y en este caso, si no se aclara, no parece que haya mucha honradez", aseguró Diego Asensio. En una información publicada el domingo en este periódico se explica que el Ayuntamiento de Almería realizó en febrero de 1998 una solicitud de pedido de compra de un vehículo para uso oficial a la empresa Sur Poniente, tres meses antes de que se iniciara el procedimiento para el concurso público tal y como establece la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas. En esas fechas, el alcalde de Almería era el popular Juan Megino. El vehículo fue comprado finalmente por casi siete millones de pesetas el 14 de agosto de 1998 a esa empresa -uno de los dos concesionarios que Audi Volkswagen tiene en Almería-, a pesar de que se presentó fuera de plazo al procedimiento negociado que se abrió después de que el Ayuntamiento almeriense declarara desierto el concurso público que convocó en el mes de mayo. Casualidad Las condiciones técnicas y económicas del vehículo que se adquirió coincidían con las del coche que el consistorio almeriense había solicitado en febrero a Sur Poniente. Los socialistas exigieron también ayer que el PP explique todos los detalles relativos a la adquisión de otro vehículo oficial a la misma empresa que preside el alcalde popular de Roquetas, en este caso por parte de la Diputación provincial, en 1996. De hecho, el PSOE ya ha anunciado que solicitará a la Diputación un informe sobre la compra del coche, un Audi A6, por el que se pagaron casi cinco millones y medio de pesetas. Diego Asensio manifestó que lo que más preocupa en estos momentos al PSOE almeriense no son los estos casos concretos que se han dado a conocer. "El tema puntual es un aspecto menor. Lo importante es que el presidente del PP esclarezca la gestión llevada a cabo por el alcalde de Roquetas de Mar y por el ex-alcalde de Almería, Juan Megino. Y que también también aclare su propia gestión como presidente de la Diputación, ya que él también ha usado coches de la marca de esa empresa". Para Asensio, el Partido Popular "no sabe dónde está la línea divisoria entre lo público y lo privado. Sus dirigentes no tienen claro dónde acaba la institución y dónde comienza el negocio para aquéllos que están ocupando esas instituciones". Añadió que el Partido Popular "gobierna para unos pocos, en concreto para unos amigos, y lo que ha pasado aquí se podría sintetizar con la frase de Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como".Aunque fueron cautos en sus manifestaciones, los socialistas aseguraron que no dudarán en presentar el caso ante la fiscalía anticorrupción si se demostrara que existen indicios de ilegalidad en la compra de estos vehículos por parte del Ayuntamiento y de la Diputación almeriense. Dimisiones En cuanto a posibles consecuencias políticas, Diego Asensio manifestó su deseo de que ésto no suponga que algunos miembros del PP tengan que responder con medidas como la dimisión. Por su parte el ex alcalde y actual portavoz del Grupo Popular en la oposición del Ayuntamiento de Almería, Juan Megino, negó ayer, en declaraciones a Europa Press, que haya existido alguna irregularidad en la compra de este vehículo y señaló que fue "un proceso totalmente transparente y sujeto a la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas". Megino negó rotundamente que el Ayuntamiento solicitara a la empresa Sur Poniente el vehículo antes de haber convocado el concurso, y aclaró que "sólo fuimos a ver el coche, porque esta empresa lo tenía en stock". Amat tampoco ve nada reprochable, y argumenta: "No soy contratista del Ayuntamiento, poseo unas acciones en una sociedad que tiene derecho a presentarse a una licitación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de agosto de 1999

Más información

  • Los socialistas piden al PP que aclare el caso y el ex alcalde de Almería niega irregularidades