Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS POLÍTICA EN CEUTA Y MELILLA

El presidente se desprende de la tránsfuga y se niega a dimitir

El presidente de Melilla, Mustafa Aberchan, se reunió ayer con los portavoces de todos los grupos con representación en la Asamblea, con el presidente de la gestora del PSOE y con la tránsfuga Malika Mohamed para comunicarles formalmente su decisión de romper con el GIL -hasta ahora su socio de gobierno- y de restituir a los socialistas, en un pleno que convocará de inmediato, los dos escaños que obtuvieron el 13-J.Aberchan se rinde así a la evidencia de los hechos y deja sin efecto el decreto por el que daba a Malika Mohamed uno de los escaños del PSOE. El último fallo de la Junta Electoral Central fue decisivo para que Aberchan se atreviera a comunicar ayer a la diputada tránsfuga que ya no tiene ni escaño ni sitio en el Gobierno. Con ello, la Asamblea vuelve a estar representada de acuerdo con el resultado de las urnas: el GIL, 7 diputados; Coalición por Melilla, el partido de Aberchan, 5; PP, 5; Unión del Pueblo Melillense, 3; Partido Independiente de Melilla, 3; y PSOE, 2. Mohamed se va, aunque seguirá pleiteando en los tribunales por un escaño al que llegó a renunciar y que luego, extrañamente, pretendía recuperar para evitar una moción de censura contra Aberchan y el GIL. Partir de la igualdad

¿Y ahora qué? Ésta era la pregunta que se hacían ayer todas las formaciones. En el nuevo escenario político de Melilla se empieza a dibujar ya un nuevo Gobierno, con o sin Aberchan. Pero de entrada el presidente le ha comunicado a Enrique Palacios, líder del PIM, que no piensa dimitir. "Me ha asegurado que no se va a ir por sí solo de presidente y que para echarlo tendríamos que recurrir a una moción de censura, y que si fuera así buscaría apoyo en otros grupos. Pero mi partido sigue pensando que para negociar hay que partir desde un plano de igualdad y no desde una posición de fuerza siguiendo él como presidente. De los 13 votos que le invistieron, sólo cuenta ahora con 5. Por tanto, al perder la confianza de los que le apoyaron, sólo tiene una salida loable: la de irse".

Posturas comunes

También tajante fue el secretario de la UPM, Daniel Conesa. "Tanto el PIM como nosotros estaremos como una fuerza conjunta en las negociaciones tomando posturas comunes, y para hablar con Aberchan o negociar con él pedimos primero su dimisión".Ignacio Velázquez, presidente del Partido Popular, tampoco se conforma con que abandonen el Gobierno los consejeros del GIL. Reclama igualmente la inmediata dimisión en bloque del Ejecutivo de Aberchan para poder abrir un nuevo capítulo de negociaciones en el que propondrá a Juan José Imbroda (de la UPM) como presidente, por lo menos para la mitad de la legislatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de agosto de 1999