Ibarretxe dice que no convocará el nuevo foro sin garantías de acuerdo

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, defendió ayer que la convocatoria del foro de partidos políticos que propugna para dialogar sobre la pacificación debe realizarse "cuando haya garantías" de alcanzar un acuerdo entre todos los participantes. El presidente del PNV, Xabier Arzalluz, advirtió un día antes de que la nueva mesa podría ponerse en marcha sin el PP y el PSOE. El portavoz de HB, Joseba Permach, se inclinó, en cambio, por impulsar "otras acciones de estructuración política e institucional".

Ibarretxe matizó ayer las declaraciones del presidente de su partido, dispuesto a sacar adelante un nuevo foro de partidos por la paz antes de las próximas elecciones generales, aun con la ausencia de socialistas y populares. El lehendakari señaló que "entrar juntos para salir separados sería un tremendo error desde el punto de vista político". Así que puso esta condición para convocar la mesa de partidos: "Cuando haya garantías, no solamente de que podamos entrar juntos, sino también de salir juntos"."Mi intención es que en ese foro participemos todos, sin exclusión y sin condiciones. Ése sigue siendo mi empeño", afirmó Ibarretxe. "Cada vez está más claro que lo que la ciudadanía está solicitando a los partidos políticos es que nos sentemos de una vez, hablemos entre nosotros y arreglemos las cosas".

El presidente del PP en el País Vasco, Carlos Iturgaiz, también entró ayer en la discusión sobre la mesa de paz que promueve Ibarretxe. Iturgaiz consideró que las afirmaciones de Arzalluz a favor de convocar el foro incluso sin los partidos de ámbito nacional son amenazas que dificultan una respuesta positiva de los populares a la propuesta del lehendakari. "Si Arzalluz es el que mueve absolutamente todos los hilos del señor Ibarretxe, como da la sensación, pues que el lehendakari no nos llame a los partidos, que sea el señor Arzalluz". Iturgaiz reiteró, además, que no se sentarán a dialogar con Herri Batasuna "porque no respetan a los otros ni los derechos humanos".

El portavoz de HB, Joseba Permach, aseguró ayer en San Sebastián que desconoce la propuesta de creación de una nueva mesa de partidos para abordar el proceso de paz. Permach opinó que ese tipo de foros políticos "no sirven para nada", y en su lugar defendió la puesta en marcha de "otras acciones de estructuración política e institucional".

Permach precisó que en "la superación de un conflicto general" deben tomar parte todos los partidos políticos que representan a los vascos, entre los que citó al PP, PSOE, PNV, Eusko Alkartasuna (EA), Unión del Pueblo Navarro (UPN) y Euskal Herritarrok (EH), la marca electoral de HB. El vicesecretario general de EA, Rafael Larreina, abogó ayer por la celebración de una reunión de todos los partidos para "acabar con cualquier expresión de violencia".

Reunión de Lizarra

La comisión permanente del acuerdo de Lizarra-Garazi se reunió ayer en la sede del sindicato ELA en San Sebastián para seguir trabajando en el plan de actuaciones que presidirá el nuevo curso político. Ninguno de los asistentes al encuentro, entre los que se encontraban Permach, Larreina y el coordinador de Elkarri, Jonan Fernández, entre otros, quiso desvelar el contenido de la reunión, informa Tan sólo el portavoz del PNV, Joseba Egibar, adelantó que preparan "una declaración de alcance" para el próximo 12 de septiembre. A partir de entonces avanzarán "no sólo en la línea de socialización o de obtener mayor adhesión por parte de la ciudadanía sino, sobre todo, de abrir esos ámbitos de encuentro con formaciones políticas que, ante todo y sobre todo, se niegan a hablar de lo que en el fondo existe, independientemente de lo que puede ser la actividad armada de una organización".

Egibar señaló, irónico, que los partidos que no entraron en Lizarra "ya satanizarán" el documento antes de conocerlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 18 de agosto de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50