Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expertos y oposición rechazan que se edifique sobre el yacimiento del bronce

La decisión de la Dirección General de Patrimonio, dependiente de la Comunidad de Madrid, de autorizar la construcción de un edificio sobre el yacimiento de la edad del bronce descubierto en el centro de la capital ha desatado la protesta de numerosos expertos en arqueología y de la oposición. Unos y otros pidieron ayer que, antes de la entrada de las excavadoras, se investigue la totalidad del solar donde hace un mes se descubrieron los primeros y más antiguos restos humanos de la prehistoria de Madrid ( tres esqueletos enterrados hace 4.000 años). Los arqueólogos consultados por EL PAÍS, entre ellos dos profesores universitarios, dos directores de excavaciones y el responsable del Museo Arqueológico Regional (organismo de la propia Comunidad), declararon también que no se debe permitir edificar en él hasta que no se conozca en detalle qué restos contiene el yacimiento. Y manifestaron que la construcción de un edificio en ese solar supondrá un daño irreparable, ya que se trata de un yacimiento único."Habría que excavar todo el solar. Coincido plenamente con las declaraciones que hizo Juan Carlos Doadrio en su día en el sentido de que no hay que tomar decisiones sobre el solar antes de saber lo que hay en él. Por tanto, es necesario excavarlo por completo", declaró ayer Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico Regional.

MÁS INFORMACIÓN

Entretanto, PSOE e IU han anunciado que pedirán que el Ayuntamiento deniegue la licencia de obras. También solicitarán que el consejero de Educación y Patrimonio explique en la Asamblea los hallazgos y las medidas de protección adoptadas.

[PP] PASA A LA PÁGINA 7

Ruiz-Gallardón defiende el permiso para edificar en el yacimiento de la edad del bronce

El presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz-Gallardón, del PP, señaló ayer que seguirá las indicaciones de los técnicos de la Dirección General de Patrimonio, informa F. Javier Barroso. Ruiz-Gallardón mantuvo que los políticos "no pueden tener la arrogancia de decidir sobre todos los temas". "En esa línea se va a seguir. Vamos a estar a sus órdenes, porque Patrimonio es el que más y mejor valora las antigüedades de la región", añadió.Los técnicos de Patrimonio redactaron el pasado 19 de julio un expediente que daba el visto bueno para edificar en un solar del centro. El documento, solicitado por una empresa interesada en comprar el terreno, imponía fuertes restricciones a la construcción, como el control del vaciado por un arqueólogo y la imposibilidad de excavar un sótano. El permiso, sin embargo, se concedió, pese a que en las catas se acababan de descubrir los restos humanos más antiguos jamás hallados en la ciudad. Con la autorización en la mano, la empresa, según fuentes conocedoras del caso, compró el solar el 29 de julio.

"Lo que nos están pidiendo los hallazgos es que se amplíe la excavación. Ya que se trata de restos únicos de la historia de Madrid, yo pediría que se ampliara la excavación y que se proteja el yacimiento. Hay que poner todos los medios antes de tomar una decisión drástica", opinó Lauro Olmo, profesor de arqueología de la Universidad de Alcalá de Henares.

"Lo normal y lógico es que, si se efectúan dos sondeos y aparece algo, se excave todo el yacimiento. Para eso se hacen las catas. Es absurdo poner condiciones para permitir la construcción de un edificio", opina Manuel Retuerce, profesor titular de arqueología de la Universidad de Segovia. "Es una barbaridad no excavar todo el solar. No se puede construir sin excavar y documentar totalmente el yacimiento. Parece que los intereses inmobiliarios son más importantes que los históricos", dijo Fernando Valdés, profesor de Arqueología de la Universidad Autónoma.

Esther Andreu, arqueóloga que en estos momentos dirige los trabajos en la plaza de la Armería y que en su día se responsabilizó de los de la plaza de Oriente, fue ayer la única especialista que se mostró de acuerdo con la decisión de la Comunidad. "Si va a haber un control del vaciado, yo estoy tranquila porque no habrá ningún problema. Siempre habrá un arqueólogo vigilando las obras, y en caso de aparecer algo de interés, se paran los trabajos. Así se puede llegar incluso a la expropiación", manifestó. Concepción Blasco, profesora de la Universidad Autónoma, no quiso pronunciarse sin conocer el yacimiento.

Expertos y políticos comparan el caso con el de la plaza de Oriente, donde se destruyeron los restos de la Casa del Tesoro en las obras de un aparcamiento. "Así empezó lo de la plaza de Oriente. Son actuaciones que luego no tienen remedio", dijo Adolfo Navarro, portavoz socialista en la Asamblea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de agosto de 1999

Más información