Los rebeldes se niegan a liberar a la misión de la ONU en Sierra Leona

Más de 40 personas -entre ellas cinco soldados británicos y algunos observadores de la ONU- siguen secuestradas en Sierra Leona. Sus captores, antiguos golpistas aliados de la guerrilla del Frente Unido Revolucionario (RUF), exigen a cambio medicinas y la liberación de su líder, el comandante Johnny Paul Koroma, retenido, según ellos, por el número dos del RUF, Sam Bockarie. El Reino Unido ha enviado a Freetown un equipo de expertos -policías y militares- para facilitar el final feliz de este secuestro masivo.

Los secuestradores son antiguos miembros de la junta golpista que expulsó del poder al presidente Ahmad Tejan Kabbah en 1997. Exigen la inmediata puesta en libertad de su líder, el comandante Johnny Paul Koroma, retenido, al parecer, por el jefe militar de sus aliados del RUF, Sam Bockarie, alias general Mosquito. Esta exigencia preocupa a la ONU. Koroma fue designado el miércoles por los rebeldes para uno de los puestos ministeriales que les correponden en el nuevo Gobierno de unidad nacional surgido de los acuerdos de paz de Lomé, que incluyen una amnistía. A Koroma y a Bockarie se les suponía aliados, pues juntos lanzaron el ataque en enero sobre Freetown.Las exigencias de los golpistas demuestran que las relaciones no son tan buenas. Los antiguos militares se sienten ninguneados en los acuerdos de paz firmados por el presidente Kabbah y el líder histórico del RUF, Foday Sankoh. Este último ordenó el miércoles la puesta en libertad de los rehenes, pero su decisión no ha sido obedecida. Kamara culpó a los británicos (antigua potencia colonial) de los males del país, pero a los cinco soldados secuestrados les garantizó su seguridad durante el cautiverio. El Reino Unido ha enviado a Sierra Leona un equipo de expertos (policías y militares) para agilizar el final del secuestro. Londres se negó ayer a informar de si entre ese equipo se encuentran miembros de las fuezas especiales.

El secuestro se produjo el miércoles en la aldea de Magbni, cuando la comisión de la ONU se disponía a recoger a 200 niños secuestrados por el RUF durante el asalto de Freetown.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de agosto de 1999.

Lo más visto en...

Top 50