Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía pide la "libertad de Pinochet" y recurre el requerimiento de Garzón a Matutes

La fiscalía de la Audiencia Nacional ha dado dos nuevas vueltas de tuerca en su sistemática oposición a la extradición a España del ex dictador Augusto Pinochet, que continúa retenido en el Reino Unido. En un escrito fechado el 29 de julio, el fiscal Pedro Rubira reclama la anulación del auto de prisión provisional contra el general dictado en octubre de 1998 por el juez Garzón y pide que se ponga "en libertad al señor Pinochet", porque, cuando han pasado ya más de cinco meses desde que se recurrió la prisión, no se ha resuelto aún tal apelación. Además, Rubira ha recurrido el requerimiento del magistrado al ministro de Asuntos Exteriores.

MÁS INFORMACIÓN

La petición de la puesta en libertad de Pinochet va dirigida a la Sala de lo Penal de la Audiencia, y en ella el fiscal llega a argumentar que las torturas cometidas en Chile durante la dictadura no están tipificadas penalmente en España, porque no tuvieron como objetivo "investigar hechos", sino que perseguían "originar el terror". Además, Rubira llega a comparar a Pinochet "con el Rey" al concederle, en su condición de jefe de Estado, el privilegio de no estar sujeto a responsabilidad penal que contempla la Constitución. El mismo fiscal sorprendía ayer a políticos, jueces y fiscales al promover un recurso contra la serie de preguntas que Garzón ha dirigido al Ministerio de Exteriores ante la posibilidad de que los Gobiernos de España y Chile estén negociando, a espaldas de la justicia, un arbitraje amistoso que impediría la extradición de Pinochet. Según Rubira, tal iniciativa es inútil e innecesaria, y, además, el juez ha cometido "un grave quebranto de las normas y garantías procesales" al reclamar documentos del caso que el Ejecutivo español ha facilitado al de Chile.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de agosto de 1999

Más información

  • Pedro Rubira sostiene que las preguntas del magistrado al ministro son "inútiles e innecesarias"