20.000 personas llegan a Benicàssim para tres días de rock alternativo, sol y playa

Blur, Chemical Brother y Massive Attack coinciden en la quinta edición del certamen

Benicàssim, costa del Azahar, Castellón. Once mil habitantes en invierno, más de 150.000 en temporada estival y unos 170.000 durante este fin de semana. Esos 20.000 habitantes flotantes de más se distinguen por la pulsera azul que denota que han comprado la entrada para el Festival Internacional de Benicàssim, que hoy inicia su quinta edición convirtiendo a la ciudad castellonense en la reserva indie más numerosa del país. Son tres días de música, sol, playa y noches de acampada en una localidad donde no queda ni una sola habitación en sus 22 establecimientos hoteleros.

Durante el día de ayer ya comenzó a hacerse patente la presencia de los festivaleros en el centro de la ciudad. Monocultivo de biquini, piercing, botella de agua en mano, cabellos de variopintas tonalidades, mochilas y camisetas de bandas, of course, independientes, les diferenciaban del plácido turismo familiar que por tres días compartirá ecosistema con los aficionados a la música. Para éstos ya ofertaban productos los establecimientos de alimentación de Benicàssim que, al menos así rezaban los carteles, habían rebajado el precio de algunas frutas y del whisky (990pesetas) y del vodka (975). Quien conozca las leyes del mercado dudará de la bondad de tales ofertas, pero el caso es reclamar la presencia de unos consumidores que menudean por las aceras de la ciudad.A las 20.000 personas que se espera que hayan llegado hoy a Benicàssim -atención, aún quedan abonos y entradas simples a la venta- hay que sumar los casi 700 periodistas acreditados para cubrir el festival. Para todos ellos, público y profesionales, el recinto de actuaciones donde están ubicados los cuatro escenarios se ha convertido en un pueblecito alimentado por seis generadores que suministran 2.500 kilovatios de potencia (en palabras del jefe de producción, una brutalidad). Entre otras cosas, esta energía se consumirá en los 350 y 200 kilovatios de luz que absorberán los dos principales escenarios, que en sonido tienen una potencia de 100.000 y 48.000 vatios, respectivamente. Más de 84 puntos de luz robotizados bañarán los entarimados principales, que junto a los dos secundarios (escenario FIB y escenario Viaje a los Sueños Polares) suponen unas 200 toneladas de material sólo en estructuras. Para que todo ello funcione trabajan ya más de 100 técnicos especializados (iluminadores, técnicos de sonido, de instrumentos y de vídeo, entre otros), así como unas 200 personas de seguridad. Para redondear este ejército de laboriosos y sudorosos operarios, más de 300 estudiantes de la Universitat Jaume I han colaborado como voluntarios en trabajos auxiliares y facilitando información al público.

En conjunto, este despliegue de medios ha ido orientado a mejorar las infraestructuras y la habitabilidad del recinto y de las tres zonas de acampada, unidas con el primero por una línea gratuita de autobuses. Para evitar accidentes en la Nacional 340 que delimita un flanco del recinto, la organización ha construido un puente elevado que facilitará el cruce de la vía y evitará quebraderos de cabeza a la omnipresente Guardia Civil de Tráfico. Trescientas sesenta y ocho duchas en las zonas de acampada y lavabos de agua corriente en el recinto del festival garantizarán una higiene aconsejada por temperaturas superiores a los 30º. Por cierto, quien no quiera duchas tiene el agua de mar a 26º, y quien quiera sombra dispone de 20.000 metros cuadrados de la misma en las zonas de acampada.

Y, claro está, todo ello al servicio de la música, que en la quinta edición del FIB tiene a Suede (sábado, 1.25), Blur (viernes, 1.45), Massive Attack (domingo, 1.45) y Chemical Brother (sábado, 3.05) como grupos de mayor renombre. Todo ello sin olvidar a Mercury Rev (viernes, 23.15), Australian Blonde (viernes, 22.20), Travis (sábado, 22.05) o The Jon Spencer Blues Explosion (domingo, 00.20). Esto por lo que hace al escenario principal, porque en la Carpa Galax-Nitsa se pueden destacar las actuaciones de 4 Hero (viernes, 23.30), Dan Bell (viernes, 2.45), Carl Craig (viernes, 3.30), Andreas Dorau (sábado, 22.45), Les Rhytmes Digitales (sábado, 01.00), Cassius (sábado, 01.50), Mark Broom (sábado, 3.30), Justin Robertson (sábado, 3.30) o Dj Shadow (domingo, 1.45). Finalmente, las delicias en clave pop tomarán el escenario Viaje a los Sueños Polares de la mano de delicatessen como Salako (viernes, 18.25), Black Box Recorder (viernes, 19.10), Arab Strap (sábado, 19.10), Dominique A (domingo, 17.05) y Hefner (domingo, 18.50).

Así pues, todo está dispuesto para que hoy mismo se inicie la quinta edición de un festival que comenzó como un sueño romántico y que se ha confirmado como la gran cita estival de la música independiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de agosto de 1999.

Lo más visto en...

Top 50