Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza y simpatizantes de HB buscan al ex edil desaparecido

La búsqueda de Joxe Goikoetxea Ormazabal, de 54 años y ex concejal de Herri Batasuna (HB) en Barakaldo (Vizcaya), proseguirá hoy por los montes cercanos de Galdakao después de que se interrumpiese a media tarde de ayer. Unas 250 personas -miembros de la Ertzaintza, de Protección Civil, de la Cruz Roja y de la asociación de ayuda en carretera DYA, así como numerosos simpatizantes de HB- rastrearon la zona hacia la que Goikoetxea se dirigía, según comentó a su familia a primera hora de la mañana del sábado pasado. Nadie ha tenido noticias de él desde entonces. Una portavoz del Departamento vasco de Interior explicó que el dispositivo oficial incluye agentes de los equipos de rescate de montaña y de buceo, dado que existen varios embalses en el área en la que se presume que podría encontrarse el ex edil. Un técnico de atención de emergencias se encarga de coordinar a los diez equipos que tratan de dar con el paradero de Goikoetxea. Buena parte de quienes participan en las tareas de búsqueda son familiares y amigos del propio Goikoetxea o seguidores de HB que se sumaron a ellas en respuesta al llamamiento que la coalición independentista hizo poco después de conocerse su desaparición. La familia de Goikoetxea recalca que el histórico militante abertzale acude a menudo a los montes de Galdakao, que conoce muy bien, y que tiene la costumbre de caminar siempre por los mismos lugares, según informó ayer el diario Gara, sustituto del Egin. El desaparecido fue concejal de HB en Barakaldo durante dos legislaturas y candidato a las Juntas Generales vizcaínas en las pasadas elecciones. Según dijo antes de partir el sábado, tenía previsto participar esa misma mañana en una movilización para reclamar el traslado de los presos etarras a las cárceles vascas. HB volvió a pedir ayer colaboración a sus seguidores porque tiene intención de ampliar la zona de búsqueda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de agosto de 1999