Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El amigo americano

Vive actualmente el Festival de Salzburgo un momento dulce de entendimiento con Norteamérica, y especialmente con Nueva York, del que es reflejo esta producción compartida de Doktor Faust, así como la cada vez más pujante asociación de amigos americanos del festival, con sede en Nueva York y oficina durante estos días en Salzburgo. Su presidente, Alberto Vilar, se ha descolgado con un apoyo privado al festival de algo más de seis millones de dólares (no han leído mal, se lo aseguro) en un plazo de cinco años para impulsar algunos proyectos, haciendo además un llamamiento a otros colegas para que su ejemplo se extienda. Un encarte con unas notas de agradecimiento aparece en todos los programas. Se ha anunciado, además, que la producción de Los troyanos, de Berlioz, del próximo año viajará a Chicago. La apertura de patrocinadores privados complementa la corporativista de Nestlé, Siemens y Audi. El amigo americano también patrocina la traducción al inglés de algunos textos destacados y de las biografías de los artistas. Alberto Vilar ha explicado su donación por el amplio rango de actividades musicales desarrolladas en Salzburgo y la excelencia artística sin rival del festival.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de agosto de 1999