Un espectáculo de fuegos y música cerrará la Semana Grande donostiarra

La Semana Grande de San Sebastián, que comienza el próximo 8 de agosto, no podía despedir el siglo de otra forma. A la tradicional estampa de su bahía envuelta en fuegos artificiales, se añadirá este año un espectáculo pirotécnico y musical, en el que intervendrán 37 técnicos y las prestigiosas carcasas de Caballer, que pondrá el broche final a la fiesta. Con la recuperación de la plaza de toros de Ilumbe, la programación festiva se basa en música, fuegos, toros y actividades populares.

"La fórmula está inventada y consolidada. Y funciona bien". Con estas palabras, el alcalde donostiarra, Odón Elorza, quiso zanjar cualquier tipo de queja sobre la programación de la Semana Grande de San Sebastián, que se celebrará del 8 al 15 de agosto y que ayer fue presentada en un acto en el que también intervino el director del Centro de Atracción y Turismo, Manuel Narváez. Durante estos días, los argumentos que servirán de reclamo participativo apenas varían respecto al programa que se repite año tras año. La 36ª edición del concurso internacional de fuegos artificiales, las corridas de toros, los conciertos musicales y multitud de actividades lúdicas y deportivas conforman un programa festivo que alcanza 162 actos, 34 de los cuales están dirigidos a los más pequeños. A diferencia del derroche presupuestario que dedican otras ciudades para contratar a musicos de primera línea, la plaza de Sagüés, lugar de reunión para todos aquellos que deseen acudir a los conciertos más multitudinarios, tendrá en el músico cubano Pablo Milanés, que actuará el jueves 23 de agosto, a una de sus grandes figuras. Australian Blonde, Fermín Muguruza, Sargento García, una diskofiesta y Los Planetas completarán el plantel de buenos músicos que acuden a la Semana Grande. No habrá que olvidar los recitales de bandas clásicas y de jazz en el Boulevard y los conciertos programados dentro de la Quincena Musical. Se abren además nuevos escenarios festivos, como el Boulevard, el Paseo Nuevo, las terrazas del Kursaal y el muelle. La fiesta arrancará el domingo día 8 con el tradicional cañonazo desde los jardines de Alderdi-Eder, que dará paso a una semana en la que el prestigioso certamen pirotécnico, como todos los años, acapara el protagonismo en torno a la bahía de La Concha. "Fiestas en paz" Importantes firmas españolas, británicas, alemanas y canadienses serán las encargadas de lanzar su material pirotécnico. El broche lo pondrá el día 15 el espectáculo Millenium Donostia 1999, un montaje piromusical en el que la casa valenciana Caballer disparará sus carcasas sobre el escenario de la bahía al ritmo de los temas de la fanfarria de las pelñiculas de la Fox, el Himno de San Sebastián, Fin de siglo (Jean Michel Jarre), La conquista del Paraíso (Vangelis), Carmina Burana, de Carl Orff, con el Orfeón Donostiarra, la Danza Fantástica de Joaquín Turina, y Alpha. Elorza recalcó que "por primera vez, después de 25 años, las fiestas se desarrollarán en un clima de paz y tranquilidad". Con todo, la tradicional Salve a la Virgen del día 14 en la Basílica de Santa María del Coro, se mantendrá un año más sin la polémica procesión de autoridades que durante muchos años se celebró con incidentes y fue suspendida hace tres por el propio Elorza.

Marijaia, en el cañonazo

"Artillero, dale fuego" escuchará Marijaia mientras se enciende la mecha, retumba el cañón y el estruendo signifique el comienzo de la Semana Grande. Y no la de Bilbao precisamente. La madrina de la Aste Nagusia adelantará una semana su protagonismo. Más allá de la rivalidad local, la Semana Grande donostiarra ha decidido dedicar su día inaugural a Bilbao, fruto de la estrecha amistad entre Odón Elorza y el anterior alcalde bilbaíno Josu Ortuondo. De ahí que, a partir de las siete de la tarde, la delegación encabezada por el actual primer edil de la capital vizcaína, Iñaki Azkuna, se impregnará del ambiente festivo donostiarra, que cederá en el quiosco del Boulevard parte del protagonismo a la Banda de Bilbao y a Los Cinco Bilbaínos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS