Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

2.500 españoles mueren al año en accidente durante el tiempo de ocio

Cada año se producen en España 2.500 muertes en accidentes durante el tiempo de ocio, lo que significa que cada tres horas muere una persona en estas circunstancias, según el último informe Elaas, financiado por la Comisión Europea y que presentó ayer en Santander la directora de la Escuela Europea de Consumidores, Nieves Álvarez. En el 36% de las ocasiones los accidentes se producen en el hogar, y la primera causa, un 33% de las veces, es la ingestión de medicamentos. Además se han contabilizado dos millones de heridos anuales por estas razones. El 13% de los accidentes se produce en agosto.Los siniestros -sobre todo los relacionados con la electricidad y las intoxicaciones- ocurren en un 36% de las ocasiones en el hogar, uno de cada cinco en la vía pública y el 14% en zonas deportivas. El tramo de edad más perjudicado está entre los 5 y los 24 años, y en un 55% las perjudicadas son mujeres. Después de la ingestión de medicamentos, las otras causas más frecuentes son la mala utilización de productos de limpieza (32%), la manipulación de productos agroquímicos (12%), el uso de cosméticos (6%) y el consumo de alimentos (1%).

"Dos de cada cinco de estos accidentes se podrían evitar si el consumidor tuviera información suficiente", aseguró Álvarez. La directora de la Escuela Europea de Consumidores aclaró también que el estudio que se realizó en España se hizo mediante encuestas y no a partir de la información que poseen los hospitales (como se hace en casi todos los países de Europa). Si se hubiera hecho de esta manera, según Álvarez, "las cifras hubieran sido mayores".

Por otra parte, la comisión técnica para la seguridad de los productos (Ministerio de Sanidad) informó ayer de que las fiestas de espuma que se suelen celebrar durante el verano "pueden suponer un riesgo" para sus participantes, ya que la aspiración de las pompas puede bloquear las vías respiratorias y que "debajo de las burbujas no se puede recibir oxígeno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1999