Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vascos creen que el desacuerdo político es el principal escollo para la paz

Los ciudadanos vascos opinan que el desacuerdo entre los partidos políticos es el principal factor que dificulta el logro de la paz definitiva, según se desprende del Sociómetro vasco, la encuesta elaborada por el Ejecutivo autónomo. Esta consideración es compartida por el 34% de los encuestados mientras que el 32% considera que el principal obstáculo para la paz es el inmovilismo del Gobierno de Madrid. De la encuesta se desprende también que un 78% cree que el paro es hoy el principal problema del País Vasco.

Según el estudio, otros obstáculos para el proceso de paz son el no abandono definitivo de la lucha armada por parte de ETA (17%) y la persistencia de la violencia callejera (10%). La encuesta, realizada del 29 de abril y el 18 de mayo entre 2.840 ciudadanos vascos, refleja que el 71% considera que "la mayoría de los políticos están provocando un enfrentamiento en la sociedad". El portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, advirtió de que las organizaciones políticas pueden estar inmersas "en debates que no favorecen" el proceso de paz. Más de la mitad, el 51%, de la población vasca estima la actuación del Gobierno central como mala o muy mala frente a los 12 de cada cien ciudadanos que la consideran buena o muy buena. Además, el 53% afirma que el presidente del Gobierno, José María Aznar, actúa mal o muy mal en esta materia. De los encuestados, un 41% ha visto la actuación del Gobierno vasco en el proceso de pacificación como regular, mientras que el 37% la valora como buena o muy buena. La actuación del lehendakari Ibarretxe es muy buena o buena para el 37%. Entre los obstáculos observados por los ciudadanos vascos al proceso de paz, Imaz destacó la actitud del Gobierno español en asuntos como la política penitenciaria. Además, subrayó que la "sociedad vasca percibe una situación mucho mejor a la que vivíamos hace un año, de ilusión, de esperanza" y reiteró que "nos corresponde a todos los agentes es ser capaces de dar respuesta a la misma encauzándola y avanzándola en el proceso de paz". Otro dato que aporta el estudio es que el 69% de los encuestados cree que el acercamiento de los presos vascos podría ayudar a avanzar en la pacificación frente a un 15% que no cree que contribuya. El 89% coincide en que ningún partido político debe quedar excluído del proceso de pacificación. Además, las tres cuartas partes de la población vasca señala que, desde que ETA declaró la tregua, "hay menos tensión en la sociedad vasca".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 1999

Más información

  • El 78% considera que el paro es el principal problema de Euskadi