Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canarias también se plantea subir las pensiones no contributivas

El consejero de Empleo del Gobierno de Canarias, Marcial Morales, de Coalición Canaria, socio parlamentario del Gobierno central, anunció ayer que su departamento estudia seguir la iniciativa de la Junta de Andalucía si la Administración central no aplica una mejora generalizada de las pensiones no contributivas.

MÁS INFORMACIÓN

Nuevas voces se suman al debate sobre la subida de las pensiones no contributivas abierto por la Junta de Andalucía. Ayer, el consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Marcial Morales, perteneciente a Coalición Canaria (CC), uno de los aliados parlamentarios del Gobierno central del PP, anunció que su departamento no descarta emprender acciones similares a la puesta en marcha por el Ejecutivo andaluz, "aunque no necesariamente las mismas". Morales precisó que el Gobierno de Canarias tomará esta iniciativa si el Estado no aumenta la cuantía de estas prestaciones por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC) en los Presupuestos Generales para el año 2000.El consejero canario reconoció que la decisión del Tribunal Constitucional dando validez a la postura del Gobierno andaluz -que ha subido 700 pesetas la prestación no contributiva- "abre un nuevo marco de acción". El Gobierno balear ya ha anunciado una medida similar.

Por contra, el consejero de Bienestar Social del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, aseguró que su gabinete "no se va a plantear ni ahora ni en el futuro un posible aumento" de estas pensiones.

Para el Gobierno andaluz, acusado de "repartir migajas" por el secretario del Grupo Popular en el Parlamento andaluz, Rafael Salas, la polémica se acabaría si el Ejecutivo central fija una subida de esas pensiones en todas las comunidades autónomas. En esa línea, el Grupo de Izquierda Unida en el Parlamento extremeño presentó una proposición no de ley en la que pide al Ejecutivo regional que eleve 8.000 pesetas las pensiones asistenciales y no contributivas.

En medio de la polémica, los líderes de CCOO, Antonio Gutiérrez, y UGT, Cándido Méndez, reclamaron al vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, y al ministro de Trabajo, Manuel Pimentel, un mayor gasto social para subir las pensiones mínimas, crear empleo y mejorar la cobertura a los parados. Sin embargo, el ministro, que hoy tiene previsto reunirse con el presidente de la patronal CEOE, José María Cuevas, precisó que ahora no toca ese tema, y que la reunión de ayer "no es sobre pensiones sino sobre Presupuestos para el 2000", tras lo que volvió a relegar el debate en torno a la subida de las prestaciones más bajas a la ponencia parlamentaria que discutirá la renovación del Pacto de Toledo y que se creará a mediados del 2000.

Según el cuadro macroeconómico del Gobierno, que se cerrará en el Consejo de Ministros del próximo sábado, las pensiones y los sueldos de funcionarios subirán igual que la inflación, el 2%. El Ejecutivo prevé reducir el déficit de la Seguridad Social a cero, aumentando en 225.000 millones de pesetas la financiación a través de impuestos de prestaciones familiares. Ese incremento es insuficiente según las centrales, que piden que se despeje cómo se van a financiar los 600.000 millones de pesetas que cuesta el complemento de mínimos de pensiones y su definición como prestación asistencial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 1999

Más información

  • Los sindicatos reclaman al Gobierno más gasto en prestaciones sociales