Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jóvenes Agricultores cifra en 12.000 millones las pérdidas por la sequía en el sur de la Comunidad

Alicante / Valencia

La asociación Jóvenes Agricultores de Alicante (JA-Asaja) cifró ayer en más de 12.000 millones de pesetas las pérdidas registradas en el sector agrícola del sur de la Comunidad Valenciana por causa de la sequía, y exigió a los gobiernos central y valenciano la adopción "con carácter urgente" de una serie de medidas para paliar sus efectos. Según esta organización agraria, los cultivos más afectados por las actuales condiciones meteorológicas son la aceituna de almazara, la almendra, la uva de vinificación, las viñas de moscatel de la comarca alicantina de La Marina Alta y la producción apícola. "Más de trescientos apicultores de esta provincia verán este año mermada su cosecha de miel en un 70% y un número superior a los quinientos agricultores de las localidades de Teulada, Benisa o Gata de Gorgos, entre otras ubicadas en La Marina Alta, sufrirán una disminución de sus rentas en un 50%" como consecuencia de la falta de lluvia, se aseguró desde la organización agraria. También se subrayó, que los campesinos de La Vega Baja están "sumidos en una gran preocupación", ya que a partir del próximo día 10 de agosto no tendrán disponibilidad de agua para riego. La asociación ha solicitado nuevamente tanto a la Administración estatal como a la autonómica la exención de las cuotas de la Seguridad Social correspondientes a 1999 y de las relativas al impuesto de bienes e inmuebles. Al tiempo, ha reclamado una moratoria de toda la deuda agraria, así como la habilitación de subvenciones para intentar recuperar los cultivos "con peligro de desaparecer"y mitigar la drástica reducción en la renta que padecerán los apicultores que carecen de miel para alimentar a sus colmenas. En este mismo marco de falta de recursos hídricos, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) ha solicitado al Ministerio de Agricultura que incluya al regadío valenciano en el decreto sobre la sequía. Según la organización agraria, la situación del secano valenciano se está extendiendo a los cultivos de regadío, por lo que son necesarias ayudas y subvenciones directas para las explotaciones afectadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 1999