_
_
_
_

Ocho municipios de Valencia han reducido un 25% su gasto energético

El Plan de Ahorro Energético coordinado por la Diputación de Valencia ya empieza a dar sus frutos: con las obras ejecutadas hasta ahora, ocho localidades de La Safor y La Vall d"Albaida han reducido en una media de un 25% la factura de la luz de las instalaciones municipales y el alumbrado público. Por ejemplo, Benigànim pasa de 11 a 8 millones anuales, y Adzaneta d"Albaida de 7,3 a 6 millones. Cuando concluyan las obras de este plan, pionero en España, en 200 municipios de Valencia (en el 2002 según los cálculos de los técnicos), la factura eléctrica anual de los consistorios se reducirá en 1.000 millones. En la actualidad abonan 3.600 millones (2.520 en las dependencias y 1.080 en alumbrado callejero). Los 5.300 millones que cuestan las obras se amortizarán en cinco años con el ahorro de la factura. Los técnicos han redactado los proyectos de ahorro energético (que incluyen la instalación de lámparas de bajo consumo, acumuladores eléctricos, placas solares o interruptores automáticos) en otros 20 municipios de estas dos comarcas. Calculan que las obras concluirán antes de que acabe el año. Además, otros 40 consitorios de toda la provincia ya han aprobado en sus plenos adherirse a este plan de ahorro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_