Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antoni Castells: "Tener déficit fiscal no debe ser piedra de escándalo"

El catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Barcelona, Antoni Castells, manifestó ayer que "tener déficit fiscal en el caso de Cataluña o de cualquer otro territorio no debe ser piedra de escándalo", porque todo depende del entorno político en el que está inserto el territorio y la base de igualdad que debe existir entre las personas de este entorno. Castells afirmó que según la metodología que se establezca, el exceso de déficit fiscal catalán "no es de un billón", sino que "oscila entre 40.000 y 250.000 millones de pesetas". Antoni Castells hizo estas manifestaciones en la presentación del estudio Evolució Econòmica de Catalunya 1998, realizado por el servicio de estudios de Banca Catalana. Presentaron el estudio el director general del banco, Jaume Guardiola, y el director de estudios, Artur Saurí. Castells dijo que todas las regiones o países ricos tienen déficit fiscales y los quieren reducir, como es el caso de los länder alemanes o de Alemania. Sin embargo, señaló que no es partidario de medir estos déficit en función de lo que se aporta fiscalmente, sino de otras consideraciones, como pueden ser el flujo monetario, el beneficio de las inversiones, el principio de igualdad entre los ciudadanos de un mismo país o Estado, etcétera. Es difícil, dijo Castells, "imputar territorialmente las actividades del sector público, especialmente en el gasto", pues el tren de alta velocidad (TGV) puede pasar por Soria u otra capital, pero la provincia no se beneficia a lo mejor porque ni las obras que se realizan ni la explotación del TGV tendrán que ver con Soria. Castells polémizó abiertamente con los criterios de los dirigentes de CiU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 1999