Seis divertidos conciertos acercan la música del siglo XX al público

Con una sugestiva combinación entre la tradición de las músicas del mundo y la modernidad de emblemáticos compositores del siglo XX, la Fundación La Caixa lanza la más curiosa y divertida propuesta del verano musical barcelonés. En seis conciertos planteados con un tono desenfadado y didáctico -programados a las 18.30 horas en su centro cultural de Barcelona- el ciclo Stage 99 invita a descubrir un fascinante abanico de colores, ritmos y melodías, desde la ancestral percusión iraní al visionario universo de Stockhausen. El ciclo, incluido en el marco de la programación del festival de verano Grec 99 y al irrisorio precio de 300 pesetas, se abre hoy con una sesión global y de espirituales negros liderada por la cantante estadounidense Linda Tillery. El ciclo de conciertos forma parte de las actividades del curso Stage 99, que este año reúnen en Barcelona a 155 maestros y profesores de música procedentes de toda España. A partir del ritmo y de tradiciones musicales tan fascinantes como la africana o el jazz, el curso trabaja aspectos como la voz, el movimiento o la creatividad a través de talleres, clases magistrales, conferencias y conciertos que abren nuevas perspectivas educativas. Linda Tillery, acompañada por el conjunto de voces femeninas The Cultural Heritage Choir, de San Francisco, abre el ciclo con la fuerza espiritual de la más genuina tradición musical afroamericana. Las otras dos citas con las músicas tradicionales provinen de Irán y Tanzania. Percusión iraní Bijanice, Djamchid y Kayvan Chemirami presentarán el día 24 la sorprendente magia sonora de la percusión iraní. Al día siguiente, los Wagogo Gogo, un grupo de representantes de la pequeña comunidad de Nzali (Tanzania), clausurarán el ciclo mostrando la importancia de la música en su cultura, en la que cada acción y cada sentimiento tiene su personal y cautivadora expresión rítmica. Los otros conciertos del ciclo -los días 21, 22 y 23- invitan a descubrir la música de algunos de los compositores más emblemáticos del siglo XX a través de refrescantes y divertidas propuestas. En La Gran Bugada, el barítono Jordi Ricard, el clarinetista Albert Gumí, el violonchelista Lito Iglesias y el pianista Jordi Vilaprinyó comparten escenario en un concierto protagonizado por una gran lavadora con la voz de un barítono que entabla un insólito diálogo con tres instrumentos. Bajo el título El grinyol d"una porta, la bailarina África Navarro y el clarinetista Mark Withers proponen un concierto participativo dedicado a Stockhausen, ideal para perderle el miedo al repertorio contemporáneo. La última propuesta clásica es La música pintada, un espectáculo de sombras y proyecciones a cargo de Joan Baixas y el dúo de piano integrado por Lluís y Lourdes Pérez Molina, que explora las luces, los colores y los ritmos de la música de Ravel y Debussy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 18 de julio de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50