Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inquietud por la supuesta confusión entre dos bebés en un hospital granadino

El hospital Clínico de Granada desacreditó ayer el sorprendente relato de una mujer de Loja que ha denunciado al personal sanitario por confundir a su hijo recién nacido con un bebé que había fallecido horas antes. La mujer asegura que el pasado 21 de mayo, en el hospital, le mostraron un cadáver como si fuera el de su hijo. Al no reconocerlo, insistió en su búsqueda hasta que lo encontró ingresado en la UCI. La dirección del hospital comunicó ayer que entre 12 y el 30 de mayo no se produjo ningún fallecimiento.

Fuentes de la Consejería de Asuntos Sociales relacionan la confusa historia con el expediente de desamparo, incoado a petición de la propia madre poco antes de dar a luz, para que la Junta de Andalucía se hiciera cargo del bebé a causa de de la anómala situación familiar. Belén Moreno, que ha practicado habitualmente la prostitución hasta hace seis meses, tiene otros tres hijos con edades comprendidas entre los 13 y los 6 años que, aunque viven con ella, están tutelado por los servicios comunitarios de la Junta. Asuntos Sociales tiene intención de ingresar al recién nacido en una casa de acogida en cuanto se restablezca de las deficiencias respiratorias que requirieron su ingreso en la UCI nada más nacer. La madre, sin embargo, no recuerda haber pedido a la Administación que se hiciera cargo del bebé. Sí admite, en cambio, que firmó un documento para que los servicios comunitarios de Loja tutelaran a los tres hijos que viven en su domicilio. La dirección del hospital Clínico de Granada dijo que no puede hablarse de un cambio de un bebé por otro "ni que en el Instituto Anatómico Forense pudieran enseñárselo, puesto que el desde el 12 al 30 de mayo no se produjo fallecimiento alguno de un recién nacido en el hospital". La mujer en cambio mantuvo ayer que la noche del 21 de mayo dio a luz a un niño en la ambulancia que la trasladaba desde Loja a Granada. El bebé fue ingresado en la UCI -era sietemesino y pesó menos 1.500 gramos- y al día siguiente el personal del hospital le informó que había fallecido. La mujer sostiene que ese día, en el sótano, sobre "una especie de camilla", le mostraron el supuesto cadáver de su hijo. "Me enseñaron uno y dije que no era. No me tranquilicé y seguí indagando planta por planta hasta que en la novena me dijeron que estaba allí", explicó. La mujer no supo ayer identificar a las personas que supuestamente le mostraron el cadáver. Tampoco pudo precisar si eran médicos o auxiliares sanitarios. Denuncia sin notificar El día 25 de mayo Belén Moreno dijo que acudió a la Comisaría e interpuso una denuncia. El director gerente del Clínico, José Luis de Sancho, precisó que el centro no tiene constancia de que se haya presentado tal denuncia ya que al menos hasta ayer nadie había recabado información o documentación relativa a lo acontecido. El bebé, que fue ingresado al nacer en la UCI del hospital, fue trasladado seis días después a la Unidad de Recién Nacidos Patológicos, donde continúa su recuperación. Belén Moreno explicó ayer que en cuanto el niño haya cogido peso suficiente y los médicos le den el alta tiene intención de ir a recogerlo. "Tengo todo preparado en mi casa para acogerlo", dijo. La mujer negó que hubiera solicitado a la Junta que lo acogiera por desamparo. "Si aquí viven tres pueden vivir cuatro", precisó. Una nota divulgada ayer por el centro hospitalario señala que el pasado 14 de junio el Servicio de Atención al Niño de la Consejería de Asuntos Sociales "declaró la situación de desamparo del recién nacido, delegando su guarda en la dirección de una casa de acogida de Granada una vez que se le dé el alta". La difusión de la noticia acerca de la supuesta confusión produjo un profundo malestar en la dirección y el personal hospitalario del Clínico, ya que se ha puesto en cuestión "la integridad y el buen hacer de los profesionales del centro". El hospital también rechazó con contundencia los rumores según los cuales se tenía conocimiento de casos semejantes ocurridos en el mismo hospital granadino. La dirección del Clínico precisó ayer que el centro "viene utilizando las técnicas de identificación de bebés al uso (huella y pulsera) y más recientemente la prueba del ADN en la sangre del cordón umbilical en los casos que se consideran necesarios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de julio de 1999

Más información

  • La madre sostiene que le mintieron al decirle que su hijo había fallecido