El Tesoro eleva los tipos de interés de la deuda a largo plazo

El Tesoro ha decidido elevar los tipos de deuda para adaptarlos a las condiciones dominantes en los mercados. Las subidas más importantes se registraron en la deuda a largo plazo -bonos a 5 y a 15 años-, con incrementos de 0,56 puntos en las emisiones a cinco años y de 0,31 puntos a 15 años. Tras la decisión del Tesoro, la rentabilidad en los plazos a cinco años se situó en el 4,258%, mientras que en los plazos más largos se alcanzó el 5,296%. Rentabilidades como las mencionadas no se alcanzaban desde mediados del pasado año.

En la subasta de letras -plazos de un año y de 18 meses- las subidas de tipos fueron más moderadas. Los tipos a un año se situaron en el 2,906% y a 18 meses en 3,011%, con subidas inferiores a una décima.

La razón de las subidas decididas por el Tesoro en los tipos a largo plazo se encuentra en la debilidad del euro, una muestra de cierta desconfianza por parte de los inversores, y en el repunte de la rentabilidad de los activos estadounidenses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50