Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Nucleares

A través de Greenpeace recibo información de que el Consejo de Seguridad Nuclear ha decidido prorrogar por 10 años más el permiso de funcionamiento de la central nuclear de Garoña. Esta central tiene ya 28 años de funcionamiento, y está aquejada de diversos problemas que afectan a su seguridad y que hacen altamente peligroso su funcionamiento: agotamiento y envejecimiento de los materiales, problemas de agrietamientos, etcétera.

Especialmente grave es el problema de agrietamiento múltiple detectado en los tubos de penetración y en el barrilete de la vasija del reactor.

Consideraciones meramente economicistas no pueden poner en peligro la tranquilidad de los españoles. En un país con tantas horas de insolación como el nuestro parece mentira que tengamos menos placas solares que algunos países nórdicos y, en cambio, juguemos con algo tan peligroso como la energía atómica.- .

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de julio de 1999