Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TURISMO

Torrevieja altera su costa para ganar cerca de 25.000 puntos de baño

El Ayuntamiento de Torrevieja y la Administración autonómica están obstinados en desterrar la imagen abigarrada de una ciudad en la que a mediados de agosto pernoctan medio millón de personas. Con un ambicioso plan impulsado por ambas administraciones, la costa torrevejense ha ganado cerca de 25.000 puntos de baño en la playa de la Mata y en el céntrico paseo de Juan Aparicio.

El incipiente crecimiento urbano, turístico y poblacional de Torrevieja no podía sostenerse sin la ampliación de sus playas, principal reclamo de la ciudad de la Vega Baja. Asumiento el riesgo medioambiental de transformar el litoral, el Ayuntamiento y la Generalitat Valenciana han impulsado la creación de piscinas artificiales abiertas al mar en zonas rocosas difícilmente accesibles para el baño. El céntrico paseo marítimo Juan Aparicio, que enlaza el espigón del puerto con la Playa del Cura, se ha convertido así en una inmensa balsa resguardada del oleaje con cerca de 5.000 nuevos y cómodos puntos de baño. La obra fue inaugurada anoche, dos semanas después de las elecciones municipales, con fuegos de artificio por el consejero de Obras Públicas, José Ramón García Antón, y el alcalde de Torrevieja, Pedro Ángel Hernández Mateo, del PP, quien ha revalidado la alcaldía del municipio turístico con abrumadora mayoría absoluta (14 concejales frente a 7 del bloque de izquierdas). Hernández Mateo asegura que las obras, que han supuesto una inversión pública cercana a los 600 millones de pesetas, "cuentan con todos los parabienes de protección medioambiental". Y además, a su juicio, se ha embellecido uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad con la iluminación de las piscinas marinas y la colocación de una escultura de bronce que simboliza a la paciente mujer del marinero. La estatua del Hombre del Mar, referencia en esta ciudad, se ha trasladado hasta la orilla del mar, y el paseo marítimo ha ganado en prestancia. La Generalitat ha sufragado el 60 % de la inversión, mientras que el Consistorio ha financiado el resto de los costes con recursos propios. Pero la transformación litoral más importante se ha realizado en el norte del municipio, en la zona de la Mata. Allí se han ganado unos 20.000 puntos de baño con la ampliación de la playa. La obra está sin recibir por el Ayuntamiento, aunque los bañistas hace meses que disfrutan de los metros ganados a la antigua carretera. Esta actuación ha servido, además, para recuperar el sistema dunar, muy dañado en los últimos años. La playa ha ganado 700 metros de profundidad, y un nuevo espacio verde de medio millón de metros cuadrados deja hueco para el paseo de los miles de usuarios de la ribera marítima. Tras estas actuaciones queda escaso margen para ampliar las abarrotadas playas torrevejenses. Los veraneantes están acostumbrados a madrugar para plantar la sombrilla en primera línea de las dos playas más populares de la ciudad: la del Cura y la de Los Locos, a chapuzarse entre el gentío o a tomar un sol tamizado por la maraña de parasoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de junio de 1999