Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Los desorientados europeos

Las quintas elecciones directas del Parlamento Europeo han tenido dos resultados destacados. El primero es el récord histórico de abstención. Ni siquiera la mitad de los ciudadanos de la Unión Europea (pues lo son después del Tratado de Maastricht) ha participado en estas elecciones, y en algunos países ni un cuarto de las personas con derecho a voto. El segundo resultado importante es la transformación del Parlamento. Socialdernócratas y socialistas ya no son el grupo más numeroso. El Partido Popular Europeo se constituye en el grupo más fuerte, dominado por los cristianodemócratas. (...) El que no haya votado la mitad de los electores no puede interpretarse sin más como desinterés o como rechazo a la Unión Europea. Evidencia, sobre todo, desconocimiento y desorientación. (...) La mayoría de los ciudadanos no conoce o no entiende el funcionamiento de la UE, lo que no es ninguna vergüenza, porque es complejo y difícilmente comparable con los procedimientos políticos de los Estados nacionales. La mayoría de los electores no sabe qué posibilidades de influencia y qué capacidad de decisión tiene el Parlamento Europeo. (…) Podemos lamentar esto y confiar en que ese desconocimiento y desconcierto vayan disipándose con el desarrollo de los acontecimientos en la medida en que el Parlamento, al que en el Tratado de Amsterdam se le concedieron nuevos e importantes poderes, logre hacer más comprensible a los electores su importancia y su funcionamiento.(…)

, 16 de junio

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 1999