MEDIO AMBIENTE LOS GRUPOS CALIFICAN DE "POSITIVA" LA REUNIÓN

Tocino se compromete ante las plataformas del Segura a solucionar la contaminación del río

La ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, se comprometió ayer ante las plataformas en defensa del Segura a solucionar el grave problema de contaminación que sufre el río a su paso por la Vega Baja. En una reunión en Madrid en la que también participaron el consejero de Obras Públicas de la Generalitat, el presidente de la Diputación de Alicante y varios alcaldes de municipios ribereños, Tocino anunció que Medio Ambiente y la comunidad de Murcia participarán en la mesa de trabajo que se constituirá en breve para avanzar en la descontaminación del cauce.

Los portavoces de Pro-Río, José Antonio Muñoz Grau, y de Segura Limpio, José Manuel López Grima, calificaron de "interesante y positiva" la reunión que ayer celebraron con la ministra Isabel Tocino en Madrid, aunque advirtieron que no estarán "contentos del todo" hasta que vean peces en el Segura. La ministra expresó su voluntad política de atajar la contaminación que padece el Segura, un compromiso que las plataformas en defensa del río entendieron como un "primer paso de la Administración con más competencias en el río para trabajar en serio por la recuperación del cauce". Tocino dijo que dará prioridad a la inversión de 40.000 millones de pesetas prevista en el Segura, y anunció medidas complementarias para atajar la sobreexplotación del agua que se destina al riego de las huertas y la salinización de las tierras. Asimismo, anunció actuaciones más contundentes para controlar los vertidos. Al margen de compromisos, la reunión se cerró con un acuerdo: la incorporación del Ministerio de Medio Ambiente y de la Comunidad de Murcia a la mesa de trabajo que se constituirá en los próximos días para analizar la situación del Segura y diseñar la forma de acabar con el deterioro medioambiental del río. Los colectivos ciudadanos del Segura reclaman la constitución inmediata de la mesa de negociación, una misión encomendada al consejero de Obras Públicas, José Ramón García Antón. Éste declaró ayer que antes de que termine este mes consensuará la composición de la mesa de trabajo con todas las partes implicadas en la recuperación del río. "La ministra ha adquirido un compromiso firme para hacer todo lo que haya que hacer para salvar el Segura", indicó García Antón. De cumplirse las promesas de Isabel Tocino y de Eduardo Zaplana, el cauce del Segura comenzaría a recuperarse en unos cuatro años. La entrevista con la titular de Medio Ambiente fue una de las condiciones de Pro-Río a la firma del acuerdo para la limpieza del cauce a su paso por la Vega Baja que esta comisión suscribió unilateralmente con el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, el pasado 4 de junio. Tras la firma de ese pacto, muy contestado por las demás plataformas de la comarca, el Síndic de Greuges, Luis Fernando Saura, suspendió la investigación sobre la contaminación del cauce. La decisión del Síndic encolerizó a los responsables de Pro-Río, quienes exigieron la dimisión de Saura tras acusarle de partidismo. La mesa de trabajo quedará finalmente compuesta por representantes de las plataformas en defensa del río, alcaldes de municipios ribereños, Generalitat Valenciana, Comunidad de Murcia, Ministerio de Medio Ambiente y Confederación Hidrográfica del Segura. A la reunión celebrada ayer en la sede del Ministerio de Medio Ambiente también asistieron los alcaldes de Orihuela, Almoradí Bigastro, Rojales y Guardamar, así como el presidente de la Diputación, Julio de España, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Antonio Nieto. A la ministra, que no realizó declaraciones tras la entrevista, la acompañó el secretario de Estado de Aguas y Costas, Benigno Blanco. Tanto Pro-Río como Segura Limpio analizarán la reunión con Isabel Tocino en sus próximas asambleas, aunque sus representantes avanzaron ayer en Madrid: "No estaremos satisfechos hasta que el río Segura genere vida". Por otro lado, el próximo día 30 está prevista una reunión en la sede de la Comisión Europea para abordar la queja por la contaminación del Segura que el ex diputado Rafael Martínez Campillo registró en Bruselas hace nueve años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de junio de 1999.