Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 13-J

El PP pierde la alcaldía de Arganda del Rey pese a las inversiones multimillonarias de la Comunidad

En Arganda, el Partido Popular se las prometía muy felices. Tras 16 años de gobierno monocolor de IU, el PP consiguió en 1995 una victoria apurada, pero suficiente para gobernar en solitario. Después de cuatro años de gestión, le han respondido con la misma moneda y casi el mismo candidato. Pedro Díez, ex alcalde de Arganda con IU, compitió de nuevo por el primer puesto municipal por la coalición PSOE-Progresistas y empató a 10 concejales con el PP. El único edil de IU decidirá. La izquierda tiene la oportunidad de recuperar Arganda, mientras el PP no se explica lo sucedido.

En Arganda del Rey se han volcado los populares. El Gobierno regional decidió sacar el metro de la ciudad de Madrid para llevarlo a Arganda (29.767 habitantes). Allí, el día de la inauguración, medio pueblo se tiró a la calle para festejar la proeza y agasajar a los dirigentes del PP con vítores y aplausos. A todos los populares les cogió por sorpresa tanto calor humano y pensaron que la localidad era "pan comido" en las próximas elecciones. Todos aventuraban un triunfo seguro. Ahora nadie entiende lo ocurrido el 13-J. "En estas elecciones hemos comprobado que algunas de las inversiones que considerábamos fundamentales para acercar el bienestar a los ciudadanos apenas han calado en el electorado. Es el caso del tren de Arganda. No se corresponden los resultados electorales registrados en ese municipio con la gestión y las inversiones que ha hecho el PP", señaló ayer un dirigente del Gobierno regional. Ni siquiera la candidatura de Ruiz-Gallardón pudo mejorar la media obtenida en toda la región (50,84%) y se quedó en el 48,83%.

El PP perdió su mayoría absoluta (11 concejales) en el último paquete de votos escrutados. Al final, 105 sufragios permitieron un posible gobierno de izquierdas. La noche electoral fue vivida en las sedes del PSOE y del PP con mucho nerviosismo. Calculaban con rapidez para pronosticar cuántos decimales hacían falta para que ganase uno u otro partido.

Con el recuento de las 100 primeras papeletas en todas las mesas electorales quedó marcado el empate técnico entre ambas formaciones, a 10 concejales, que se mantendría hasta la una de la madrugada. Mientras, IU, la coalición hegemónica en Arganda desde hace 12 años, se debatía entre un solo concejal o la desaparición como grupo, lo que hubiera supuesto uno de los varapalos políticos más sonados de la historia del municipalismo en la Comunidad de Madrid.

A falta del 10% para finalizar el escrutinio, y durante 10 minutos, el PP conseguía la mayoría suficiente para gobernar los próximos cuatro años. Pero fue en la última mesa donde 105 votos favorables a los socialistas dieron al traste con la esperanza popular. En el PSOE se liberó toda la tensión acumulada en la noche electoral con gritos de júbilo por el futuro gobierno de izquierdas que se avecina.

Desde el Partido Popular se han buscado teorías regionales -"la gestión no es suficiente, hay mucho voto ideológico e inducido por cuestiones distintas a las inversiones o las infraestructuras"- y teorías locales. "El fuerte tirón de Pedro Díez nos ha perjudicado", explicaron ayer. Díez fue alcalde de Arganda durante más de 12 años. Conocido tras declarar a Arganda el primer municipio desnuclearizado de España y más tarde por su defensa del medio ambiente como diputado en la Asamblea de Madrid. Fue presidente del Parlamento regional entre 1991 y 1995, y fundó, junto a Cristina Almeida o Isabel Vilallonga, el Partido Democrático de la Nueva Izquierda.

Con el resultado obtenido en la madrugada del domingo, y con el único concejal que conserva IU, se dan varias circunstancias, según apuntan los populares. "Es, cuando menos, paradójico que la lista más votada sea la nuestra y se quede fuera del gobierno", explican. Y continúan con sus lamentos: "Y que Florián Moya, de IU, con sólo 987 votos, sea quien tenga en sus manos la gobernabilidad del municipio".

Respeto a las urnas

Ginés López, el todavía alcalde de Arganda, del PP, se mostró disgustado con el resultado, aunque aceptó el criterio de los vecinos: "Los ciudadanos de Arganda han tomado una decisión, y la respeto. Al igual que lo hicieron hace cuatro años, cuando nos dieron sus votos para gobernar con mayoría absoluta en Arganda". Su más que probable sustituto, Pedro Díez (PSOE-Progresistas), reconoció ayer que durante la campaña electoral tuvieron que luchar "contra el Partido Popular de Arganda, contra los 20.000 millones invertidos por el Gobierno regional para traer el metro hasta esta localidad y contra otros 20 millones de pesetas que gastó el gobierno municipal de Arganda en inauguraciones de última hora". Díez aseguró que en los cuatro años de mandato socialista, si consiguen el acuerdo con IU, intentarán consolidar una mayoría suficiente en Arganda para no pasar los apuros de las últimas elecciones del 13 de junio.

Ayer por la mañana, miembros del PSOE y de IU coincidían en un restaurante próximo al Ayuntamiento, donde se felicitaron por la derrota del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 1999