Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado un matrimonio francés por "esclavismo doméstico" con una africana

El Tribunal Correccional de París condenó ayer a cinco meses de prisión firme a un matrimonio de esta misma capital culpable de no haber remunerado el trabajo de una joven originaria de Togo que carecía de permiso de trabajo. Aunque la sentencia no cita el término esclavitud, inexistente en el Código Penal francés, algunos juristas creen que el fallo permite identificar el delito como un caso de "exclavismo moderno". El matrimonio, en cuestión, formado por Vincent Bardet, de 52 años, y su esposa Aminata, de 42, ha sido privado de sus derechos cívicos durante tres años y en caso de reincidencia deberán cumplir una pena añadida de siete meses de cárcel. Además tendrán que indemnizar a su víctima con unos siete millones y medio de pesetas y publicar la sentencia en un diario de la capital. El veredicto establece que durante tres años la pareja utilizó a su empleada sin retribuirle o haciéndolo de manera "manifiestamente insuficiente". El fallo fue saludado por el abogado de la joven como un castigo judicial al esclavismo moderno en la medida en que los culpables "se aprovecharon de la dependencia de su víctima para forzarla a trabajar gratis". También la presidenta de la Asociación contra el Esclavismo, Dominique Torres, dijo que se trata de "un juicio ejemplar que muestra que la existencia de malos tratos físicos no es imprescindible para que exista el esclavismo doméstico". La asociación que preside está personada como parte civil en unos 170 casos similares. Ese y otros colectivos reclaman que el concepto de "exclavismo moderno" sea incorporado al Código.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de junio de 1999