_
_
_
_

Un grupo de radicales ataca con bombas caseras tres empresas en Madrid

Un grupo de radicales arrojó varias bombas caseras contra una agencia de viajes, un concesionario de coches y una empresa de trabajo temporal en el centro de Madrid, según la Jefatura Superior de Policía. Los investigadores atribuyen los ataques a jóvenes de extrema izquierda y descartan la implicación de los GRAPO, grupo terrorista que ha centrado sus últimas acciones precisamente en empresas de empleo temporal con la colocación de explosivos compuestos por cloratita. La policía detuvo a Rocío P. P., de 21 años, como integrante del grupo que presuntamente lanzó los cócteles mólotov. Otras tres personas consiguieron huir. El primer sobresalto se produjo a las cuatro de la madrugada en el bloque situado en la confluencia de las calles de José Abascal y Ponzano (Chamberí). Unos individuos, con el rostro cubierto con pasamontañas, según la policía, lanzaron dos bombas caseras contra la primera planta de la fachada en la que tiene su sede la empresa de trabajo temporal Pull Service. El blindaje de los cristales impidió que el artefacto entrara en las oficinas y sólo provocó daños en la fachada y en el portal del inmueble. Los vecinos mantienen que no era la primera vez que las oficinas sufrían un atentado. "Hace dos meses arrojaron bombas caseras y por eso han colocado cristales dobles para evitar más ataques", explicó una vecina. Una hora después se repetía una acción similar en la calle de Santa Rita, junto al estadio Santiago Bernabéu. Lanzaron un cóctel mólotov contra un concesionario de autómoviles Fiat situado en el número 4. A continuación uno de los atacantes rompió el cristal de un escaparate de la agencia de viajes del grupo Eroski situada en el número 8 de la misma calle. Prendió fuego a unos trapos y los metió dentro del local. Los bomberos tuvieron que acudir al lugar del siniestro al arder varios sofás y enseres de la agencia de viajes. El local quedó completamente dañado por el humo. Un coche patrulla del 091 se topó con los cuatro radicales que supuestamente acababan de lanzar los artefactos. Uno de los agentes atrapó a una chica. La mujer, que carece de antecedentes policiales, prestó ayer declaración en la Brigada de Policía Judicial. Hoy será puesta a disposición judicial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_