Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González afirma que Anguita y Aznar "son la misma cosa"

Felipe González, ex presidente del Gobierno y representante de la Organización para la Seguridad y Coperación en Europa (OSCE) en el conflicto de Yugoslavia, no ha dejado pasar por alto el último ataque de Julio Anguita a Javier Solana. El líder de IU había declarado por la mañana que el secretario general de la OTAN es "técnicamente un criminal de guerra". En una comida en Don Benito (Badajoz) con 200 militantes socialistas, creyendo que no había periodistas, dijo que Anguita y José María Aznar "son la misma mierda". Luego, en un mitin en Cáceres con 7.000 simpatizantes pidió perdón a ambosy rectificó: "Son la misma cosa".

, El ex líder del PSOE justificó su enfado con Anguita y Aznar por la actitud de ambos en relación con el secretario general de la OTAN. "No me importa lo que digan de mí, pero me he irritado cuando he sabido lo que Anguita había dicho de Javier Solana". Arguyó que ese taco respondió a la "sublevación" que le produce "que traten a un compañero injustamente". "Suelo responder con más dureza que cuando se refieren a mí, porque entonces me lo tomo en broma y más en el papel éste de pararrayos de la derecha". Retiró el exabrupto pero no la comparación: "Son la misma cosa". Anguita ya había dicho días atrás que tanto Solana como Bill Clinton deberían ser juzgados por el Tribunal de La Haya. Pero ayer, en la Cadena SER, lo volvió a plantear. "Solana, técnicamente, es susceptible de ser juzgado" por acciones y crímenes contra la paz. El ex presidente socialista daba poco más tarde una rueda de prensa en Don Benito (Badajoz), y aprovechó para replicarle. Según Felipe González, Anguita es "técnicamente incompetente" para hablar del conflicto de Kosovo porque no sabe cómo funcionan los organismos internacionales. "La organización militar de la Alianza está a las órdenes de las decisiones que toman los poderes políticos de la Alianza, que son los países aliados, incluido el nuestro" y, por tanto, Solana no puede decidir por su cuenta. Luego, a puerta cerrada, en una comida con 200 militantes del PSOE, González fue más duro. Fuentes próximas al ex jefe del Ejecutivo aseguran que dio rienda suelta a sus críticas en la creencia de que no había periodistas presentes. Según Europa Press, aseguró que el perfil de Extremadura sería hoy diferente de haber estado gobernada "por la derecha, que no es igual que la izquierda". Y añadió: "Lo que sí es igual es Anguita y Aznar, son la misma mierda". Ya en Cáceres, cuando estas palabras habían trascendido, González pidió públicamente perdón, "de manera formal", tanto "al señor Anguita" como "al señor Aznar", porque "no es propio ni de las campañas electorales decir esas cosas". "Estaba queriendo decir algo que pienso, y que no tengo por qué ocultar, que Anguita y Aznar me parecen la misma cosa. Tienen la misma posición, por ejemplo, respecto de Solana, exactamente la misma. Y, desde luego, [también] respecto de mí, pero eso me importa menos", matizó. Los dirigentes del PP e IU se le echaron encima de inmediato, aun después de pedir disculpas. "Estas declaraciones, más que fuertes son impresentables. Es una pena que una persona que ha estado representando al Gobierno 14 años use este tipo de expresiones que nosotros nunca utilizaremos", dijo el portavoz del Gobierno, Josep Piqué. "Es él quien sigue oliendo mal. Trata de echar mierda sobre la campaña. No se puede ser soez, maleducado y de mal gusto", añadió Carlos Iturgaiz, presidente del PP vasco. El secretario general, Javier Arenas, deseó la rectificación de "esa soez" de González, de quien dijo que había "perdido los nervios". "Ni en los mejores tiempos de Alfonso Guerra se había llegado a estos niveles". Desde IU, Felipe Alcaraz, portavoz parlamentario, acusaba a González de haber roto "todas las reglas de juego", y Antonio Romero pedía al PSOE que le desautorice. Antes, ajeno aún a esas declaraciones, Anguita, denunciaba en Sevilla las "descalificaciones e insultos" de la campaña. Y una vez que las conoció, ni palabra. Consiguió eludir el nombre de González incluso cuando se refirió al ofrecimiento de apoyo que le hizo "al entonces presidente del Gobierno" tras las elecciones de 1993. Anguita reclamaba en Sevilla el voto para IU "porque es garantía de unidad". Es, dijo, la fuerza que "arrancará del centro al PSOE, haciéndole girar hacia la izquierda". Pero la gente quiere cosas concretas. Por ejemplo, ¿qué va a pasar en Córdoba, donde parece que la alianza de IU y socialistas permitiría a Rosa Aguilar acceder a la alcaldía? "Para nosotros", dice Anguita, "todas las capitales son lo mismo, aparte del sentimiento personal que tengamos. Córdoba es de primera magnitud, pero eso no significa trato de favor. Parece que estamos en disposición de gobernar. Bien. Pero pactos y acuerdos, a partir del día 14". De la OTAN también quiere seguir hablando. El proyecto de paz en Yugoslavia no le aparta ni un milímetro en sus críticas. "Lo que la OTAN hace en Yugoslavia es lo que se llama crimen de guerra. No ha cumplido y yo estoy dispuesto a debatir esto donde haga falta". Ayer alguien le comentaba al coordinador general de IU: "Ahora que parece que se va hacia la paz, ¿va usted a seguir hablando de Yugoslavia y de la OTAN?". "Naturalmente", dijo. "La situación no ha cambiado. La actuación de la OTAN es la de crimen de guerra". Ya el otro día, en Badajoz, Anguita se dirigió a los periodistas: "¿Y qué, cómo va la propuesta del Grupo de los Ocho? De eso sí quiero decir algo: la OTAN quiere pasar como que ha ganado. Pero no ha sido así. Lo que ha hecho y lo que está haciendo es un crimen. Escriban ustedes que Anguita está dispuesto a discutirlo con quien sea con los textos legales en la mano". Escrito queda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 1999