Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COYUNTURA AGRARIA

Agricultura ultima las ayudas contra la sequía dirigidas a los ganaderos

Créditos a bajo interés y subvenciones para la compra de cereales pienso constituyen las dos medidas más importantes que está ultimando el Ministerio de Agricultura para apoyar a los ganaderos afectados por la sequía.Estas medidas se aplicarán en las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla-La Mancha,Extremadura, Murcia y Valencia. La Administración estudia también articular un conjunto de medidas fiscales, como el aplazamiento de los pagos a la Seguriad Social y la aplicación del módulo cero a efectos de estimar los ingresos en el sector tanto para las explotaciones ganaderas como para las cerealistas. El Gobierno español ha pedido a la Comisión Europea una autorización especial para adelantar el pago de las ayudas.

Las organizaciones agrarias y el Ministerio de Agricultura se han mostrado de acuerdo en acelerar las medidas de ayuda a los ganaderos con el fin de paliar los aumentos de costes que sufren desde el pasado otoño.

La ayuda al pienso se concreta en el pago del coste del transporte desde zonas de producción donde hay stocks, como en Castilla y León y Aragón, hasta las de consumo, a razón de tres pesetas por kilo. De momento, la Administración central ha puesto sobre la mesa 225 millones de pesetas para subvencionar el transporte, cantidad que se duplicará con la aportación de las comunidades autónomas implicadas. Teóricamente se podrían transportar unas 150.000 toneladas de cereal, aunque parece que la medida afectaría solamente a unas 30.000 toneladas.

Créditos baratos

Una segunda medida negociada en la mesa de la sequía es la concesión de créditos baratos para los ganaderos. El Ministerio de Agricultura ha señalado su decisión de poner a disposición del sector unos 35.000 millones de pesetas a un tipo de interés ligeramente por encima del 3%. De ese tipo de interés, un punto lo pagaría la Administración central, otro punto se abonaría desde las comunidades autónomas afectadas por la sequía y otro punto recaería sobre los propios ganaderos. Para la concesión de estos créditos se fijará una ayuda por cada cabeza de ganado, así como un techo máximo por explotaciónJunto a estas medidas específicas para la cabaña ganadera, la Administración y las organizaciones agrarias han negociado otras, como la posibilidad de condonar el pago del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) y tener una interpretación más generosa en la política de aplicación del seguro agrario.

El Ministerio de Agricultura está pendiente de que Bruselas le dé luz verde para adelantar el pago de las ayudas procedentes de la Unión Europea, especialmente para la ganadería de ovino y caprino, que además han sufrido en el último año una fuerte caída de precios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de junio de 1999