Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Día 69

> POLÍTICA Y DIPLOMACIA

Bruselas. La Unión Europea envía a su emisario a Belgrado, el presidente de Finlandia, Martti Ahtisaari, para entrevistarse con el dirigente yugoslavo, Slobodan Milosevic, y comprobar que acepta las condiciones pactadas por el G-8. Ahtisaari, que se reúne hoy con el subsecretario de Estado norteamericano, Strobe Talbott, y el enviado ruso, Víktor Chernomirdin, llega mañana a Belgrado.Belgrado. El régimen de Milosevic insiste, por medio de un comunicado difundido por la agencia de noticias oficial Tanjug, que acepta las condiciones del G-8 y confía en que una resolución de Naciones Unidas que se fundamente en esas condiciones reconduzca el conflicto por la vía diplomática. Belgrado también sostiene que está dispuesta a conceder autonomía a Kosovo para que vivan en paz "todos los grupos étnicos". Moscú. El primer ministro ruso, Serguéi Stepashin, se muestra optimista con el devenir de las negociaciones y declara que está convencido de que ahora "sí hay posibilidades" de solucionar el conflicto.

> FRENTE BÉLICO

Belgrado. Yugoslavia afirma que la Alianza Atlántica ha matado al menos a 27 personas, y ha herido a otras 40, al bombardear un hospital en Surdulica (Kosovo). Los portavoces de la Alianza declinan confirmar o desmentir la versión de Belgrado.

> DERECHOS HUMANOS

Skopje. Un informe de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Mary Robinson, documenta y confirma las atrocidades cometidas por las fuerzas militares serbias contra la población albanesa de Kosovo. Robinson reclamó la retirada inmediata e incondicional de todas las fuerzas serbias de la provincia rebelde de Yugoslavia. La funcionaria de Naciones Unidas también critica el empleo de bombas racimo por parte de la Alianza Atlántica, a la que llama la atención por la destrucción de hospitales y escuelas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 1999