Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Balneario de Cestona anula las reservas de junio con el 80% de ocupación

El Balneario de Cestona, que cerró sus instalaciones el viernes pasado ante el temor de que pueda ser el foco de un brote de legionella, se ha visto obligado a anular todas las reservas que tenía previstas para junio. Los directivos aún no han tenido tiempo de cuantificar las pérdidas que les supondrá la inactividad del centro, pero se suponen importantes. La responsable de relaciones públicas, Mayte Modrego, confirmó que el balneario tenía contratadas para ese mes el 80% de sus plazas. Este establecimiento, uno de los de más renombre del Estado, permanecerá clausurado hasta que el Departamento de Sanidad confirme si las sospechas son o no fundadas. La alarma se extendió tras la aparición de dos casos de legionella en Vizcaya y Guipúzcoa. La única vinculación entre ambas personas era su estancia en el balneario en la primera quincena de mayo. Tras conocerse la noticia, técnicos de Osakidetza procedieron a tomar muestras de agua de los distintos servicios de hidroterapia y de las redes de distribución que abastecen el balneario para realizar un estudio. El consejero de Sanidad, Gabriel Inclán, confirmó ayer que los análisis del agua que se están realizando en el balneario guipuzcoano marchan "bien". De hecho, precisó que los resultados definitivos se conocerán esta misma semana. Inclán confirmó que no se ha detectado ningún otro caso de legionella entre las personas que han disfrutado durante estos días de los servicios de las instalaciones termales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1999

Más información

  • El resultado del análisis se conocerá esta semana