Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

94.819 inmigrantes aspiran a los 30.000 permisos del cupo, casi el doble que en 1998

El sistema de cupos de permisos laborales para inmigrantes está desbordado. La avalancha de solicitudes de extranjeros no comunitarios triplica este año las autorizaciones previstas por el Gobierno para 1999. Según los datos definitivos, el total de aspirantes asciende a 94.819 -un 44% más que en 1998- que se disputan sólo 30.000 permisos. Los sindicatos y las organizaciones sociales claman por una solución para el excedente de irregulares. La Administración suaviza el problema y asegura que gran parte de los interesados ha gestionado los papeles desde su país de origen.El plazo para presentarse al contingente de este año expiró el pasado 23 de abril. Hasta el momento se han concedido 14.418 permisos de trabajo de los 30.000 posibles.

Madrid es la comunidad que ha recibido mayor número de peticiones (26.609), unas 6.000 más que el año pasado. Le sigue Barcelona con 14.675, la zona con el incremento más espectacular (74%) de toda España. En 1998, la subdelegación del Gobierno en Barcelona registró 8.415 instancias. Muy a la par están Almería (8.154) y Murcia (8.135).

Los cupos o contingentes es el sistema que el Gobierno utiliza desde 1993 como vía para regularizar a los miles de inmigrantes extracomunitarios sin papeles que trabajan de forma ilegal. Pero en su filosofía original está pensado para regular el flujo migratorio, es decir, como una vía a través de la cual el extracomunitario gestiona un empleo desde su país, sin transitar por la clandestinidad.

Antonio Maceda, subdirector general de Ordenación de las Migraciones, cree que el aumento de solicitudes de este año se debe a que en un 50% se han realizado con el inmigrante en su país de origen. Pero reconoce que este dato se basa en un simple muestreo hecho en varias provincias.

Los sindicatos y otras organizaciones sociales no niegan que este mecanismo se haya podido usar más este año, pero rechazan que sea la principal justificación del fenómeno. Incluso, algunos delegados provinciales de Trabajo restan credibilidad a la información sobre el domicilio que consta en los formularios, ya que muchos inmigrantes suelen falsear el dato para no alertar a la policía de su situación de irregularidad.

CITE-CC OO, UGT y la Asociación de Trabajadores de Inmigrantes Marroquíes en España (Atime) opinan que el incremento de solicitantes se debe, entre otras circunstancias, a la acumulación de extracomunitarios que han visto rechazada su solicitud en contingentes anteriores, y a que nuevos inmigrantes irregulares han llegado a España en los últimos meses. Unos 40.000 extranjeros irregulares han sido detenidos en los dos últimos años.

La Dirección General de Ordenación de las Migraciones envió el 13 de abril una circular a las delegaciones provinciales de Trabajo para que valoren y analicen todas las solicitudes, aunque la provincia haya cubierto el cupo de permisos asignados. Otros años, cuando se había agotado el cupo, se renunciaba a seguir estudiando las peticiones sobrantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1999