Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una red que vendía permisos falsos a medio millón

La policía ha desmantelado una red dedicada a vender permisos falsos de trabajo a ciudadanos paquistaníes que pretendían acogerse al cupo de extranjeros, según la Dirección General de Policía. Los inmigrantes abonaban 500.000 pesetas por los permisos de residencia y de trabajo. Hasta el momento han sido detenidos Juan Antonio V. M., ingeniero industrial de 36 años, y Mohammad A. , de 34 años.El caso salió a la luz el pasado mes de abril cuando los policías de la Comisaría General de Extranjería y Documentación descubrieron en varias oficinas de empleo de Madrid tarjetas falsas que presentaban ciudadanos extranjeros. Los agentes comprobaron que todas las peticiones correspondían a paquistaníes. En todos los expedientes se apreciaban los mismos datos amañados: impresos de las declaraciones de Hacienda cumplimentados con carnés falsos y actas notariales fraudulentas. Estas irregularidades se repitieron en 19 permisos tramitados desde diferentes despachos de abogados madrileños.

Los responsables de los bufetes explicaron a la policía que todos los documentos habían sido remitidos a través de un ciudadano español. La Brigada de Extranjería identificó y atrapó al remitente de la documentación, Juan Antonio V. M., de 36 años.

Consultoría internacional

Según las investigaciones, Mohammad contactaba en su país con compatriotas que querían trabajar en España, a los que pedía 500.000 y 600.000 pesetas por gestionarles la documentación necesaria. Los que aceptaban le remitían el dinero y las fotocopias de sus pasaportes, que Mohammad enviaba después a Juan Antonio, propietario de una empresa madrileña dedicada a la consultoría internacional de ingeniería, donde se recibían numerosos currículos de personas que solicitaban un puesto de trabajo.

Juan Antonio se apropiaba de las fotocopias de los DNI de esos solicitantes de empleo, las alteraba y las utilizaba para que esas personas figuraran como presuntos contratadores de los ciudadanos paquistaníes que se querían acoger al cupo.

Este detenido hacía uso de diversos procedimientos informáticos con los que fabricaba impresos notariales con sello y timbre falsos para dar autenticidad a los documentos de solicitud de permisos de trabajo y residencia.

Por otra parte, la policía también detuvo ayer en Madrid a dos personas que se dedicaban supuestamente a falsificar billetes para comprar droga en La Celsa y La Mica. Los arrestados son Óscar Javier B.C., de 40 años, y Juan José S.A., de 30. En el registro de la vivienda de Óscar Javier, situada en el Camino Viejo de Leganés, los agentes encontraron 22 billetes falsos de 1.000, 2.000 y 5.000 pesetas y dólares americanos. También decomisaron 13 seguros de automóviles, 15 autorizaciones de venta ambulante y varios documentos más de otra índole.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de mayo de 1999