Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

LAS JUECES LAMENTAN NO ESTAR EN LA CÚPULA

La juez Elisa Veiga Nicole, actual vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), acompañada de la también vocal Margarita Retuerto Buades, se lamentaba el lunes pasado de la baja presencia de la mujer en los órganos de poder de la justicia, a pesar del aumento de mujeres en la carrera judicial, actualmente un 55 %, que se va a incrementar, porque la promoción que se está formando en la Escuela Judicial la integra casi un 62 % de mujeres. En contraste con estos datos, de los 91 magistrados del Tribunal Supremo ninguno es mujer, y de los 12 del Tribunal Constitucional sólo una lo es: María Emilia Casas Baamonde. Veiga considera que "esta subrepresentación se debe en parte a que las mujeres se sienten menos estimuladas para presentar sus candidaturas y en parte a que se les exige más que a sus compañeros y se las examina en función de valores masculinos". Este último criterio puede servir para explicar que la incorporación masiva de mujeres a la judicatura no haya introducido en la justicia actitudes más tolerantes, domésticas y tradicionalmente femeninas, como viene sosteniendo desde hace años la juez y también vocal del CGPJ Manuela Carmena Castrillo, para quien "no puede decirse que las mujeres jueces sean menos autoritarias, más renovadoras en las prácticas judiciales", ya que "la mujer, en muchas ocasiones, copia la manera de ser judicial del hombre y la reproduce, todo ello sin perjuicio de que la presencia de mujeres signifique un cambio, aunque sólo sea un cambio plástico en un primer momento", desde que en los edificios judiciales el color negro o gris de las vestimentas de los jueces varones ya es compatible con "jueces con ropa de colores, ropa moderna, peinados distintos y que, además, son mujeres".- ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de mayo de 1999