Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN YUGOSLAVIA Política y diplomacia

La OTAN confía en que la crisis rusa no afecte a Kosovo

La Alianza Atlántica intentó ayer quitar hierro a la crisis de Gobierno en Rusia y subrayó que se trata ante todo de "un problema interno debido a la mala situación de la economía rusa" y que nada tiene que ver con el problema de la situación en Kosovo."Cualquiera que sea el resultado final del cambio de Gobierno en Rusia, el proceso diplomático continuará", afirmó el secretario general de la OTAN, Javier Solana. Aunque se encontraba de visita en Albania y Macedonia, Solana contestó en una conexión vía satélite a varias preguntas de los periodistas que asistían a la habitual rueda de prensa en la sede aliada en Bruselas.

El secretario general intentó rebajar el calibre de las palabras pronunciadas horas antes por el presidente ruso, Borís Yeltsin, que amenazó con retirar la mediación de su país si sus propuestas diplomáticas no son bien recibidas. "Estamos trabajando conjuntamente con los rusos en varios terrenos, en diferentes instituciones, y en particular en el seno del G-8, donde las propuestas de Rusia, las ideas de Rusia, son tenidas en cuenta", afirmó Javier Solana.

"Estoy seguro de que en los próximos días se mantendrán los esfuerzos diplomáticos y tendremos una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que recogerá los puntos aprobados en la reunión del G-8", añadió.

El portavoz civil de la OTAN, Jamie Shea, subrayó las palabras de Solana y mostró su "absoluta convicción de que se aprobará esa resolución y de que ésta recogerá los cinco puntos que debe cumplir Milosevic para que la OTAN acabe la campaña aérea". Un primer borrador de esa resolución empezará a ser redactado el próximo viernes por los directores políticos de los países del G-8 (Rusia, Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Italia y Francia).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 1999