Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un directivo de la empresa pública Mercasa también cobró las ayudas al lino

Gonzalo Ruiz Paz, director financiero de la empresa pública Mercasa, compatibiliza su cargo con el cultivo y tratamiento del lino a través de sociedades, por lo que recibe subvenciones de la UE. Ruiz Paz es el cuarto alto cargo que directa o indirectamente, recibe subvenciones por cultivar lino, producto de escasa demanda. El sindicato agrario UPA responsabilizó del polémico reparto de las ayudas a la ex ministra Loyola de Palacio.

El caso de Gonzalo Ruiz Paz, que, según la Cadena SER, además de cultivar lino mantiene una fábrica para tratar el producto en Almoguera (Guadalajara) se suma a los del delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Carlos Moro; al del ex presidente del Fondo Español de Garantía Agraria, Nicolás López de Coca -que dimitió al destaparse el polémico asunto de las ayudas al cultivo del lino- y al del director general de Ganadería, Quintiliano Pérez Bonilla.Gonzalo Ruiz Paz aseguró ayer que no tiene ninguna intención de dimitir. "Lo que me extraña" aseguró "es que el señor López de Coca, que no ha cometido ninguna irregularidad, y del que no digo que me consta su honradez, pero casi, casi, me extraña que tomara ese camino [la dimisión] porque no es el oportuno y, yo, por supuesto, no voy a dimitir".

Cultivo disparado

El cultivo del lino, que se ha disparado en los últimos años pese a la escasa demanda -se ha pasado de una única solicitud de subvención en 1994 a 3.600 solicitudes en esta campaña- se subvenciona con una media de 115.000 pesetas por hectárea cultivada. La superficie dedicada al cultivo del lino, en cinco años, ha pasado de 186 hectáreas a 91.400. Asimismo, las subvenciones procedentes de la Unión Europea han pasado en el mismo periodo de 23,5 millones a 10.000 millones.La elevada subvención explica que en el caso de López de Coca, las 2.000 hectáreas propiedad de sus tres hijos y su cuñada recibieran en los últimos años alrededor de 250 millones de pesetas en ayudas. En el caso de Carlos Moro, la cuantía de las subvenciones detectadas ascienden a 47 millones por las explotaciones que mantiene en Cuenca y en Albacete. Las fincas propiedad de la mujer y el hijo de Quintiliano Pérez Bonilla, ubicadas en Puebla Nueva y en Seseña (Toledo) han recibido, por su parte, subvenciones por un importe superior a 20 millones de pesetas.

El aumento de producción de lino y cáñamo en los últimos cinco años ha llevado a la Unión Europea a anunciar una inspección especial sobre este tipo de cultivo en España.

También el Gobierno regional de Castilla-La Mancha, que dirige José Bono, ha anunciado una investigación a fondo sobre el cultivo del lino para detectar a los denominados "cazaprimas". Sólo en Castilla-La Mancha, en los últimos ejercicios, la superficie dedicada a cultivar lino se ha multiplicado por 30.

El secretario general del sindicato agrario UPA, Fernando Moraleda, aseguró ayer que la polémica de las subvenciones "es una parte de la herencia revolucionaria de la [ex] ministra de Agricultura, por tanto, creo que, en primer término, quien tiene que responder es Loyola de Palacio. Sería injusto que se le hiciera responder al ministro de Agricultura actual [Jesús Posada] de personas que, incluso físicamente, probablemente no conozca".

Precisamente, el sustituto de Loyola de Palacio en Agricultura aseguró ayer en el Senado que su departamento apoyará con todos los medios materiales y humanos cualquier investigación relacionada con el cobro de ayudas europeas para el cultivo del lino ya que el Gobierno "no tiene miedo, porque tampoco hay nada que ocultar".

Defensa

A raíz de la dimisión de Nicolás López de Coca, la ex ministra y actual candidata del PP al Parlamento de Estrasburgo aseguró que el caso del alto cargo dimitido, al que defendió y del que dijo que no había cometido ilegalidad alguna, estaba siendo utilizado para perjudicar su candidatura. En la misma línea de defensa de los altos cargos afectados por las polémicas ayudas, el actual ministro dijo ayer que la Ley de Incompatibilidades sobre Altos Cargos reconoce la compatibilidad entre el puesto y una actividad personal como puede ser el cultivo del lino. Aseguró asimismo que es "errónea la idea de una trama o una mafia. Cultivar lino no es una cosa mala y no se puede estigmatizar a todos como "cazadores de primas".Las explicaciones del titular de Agricultura no le han bastado a la oposición. El Senador del PSOE Máximo Díaz-Cano replicó al ministro que todo el asunto es "un problema de ejercicio político y de ética, y no un ataque a los funcionarios públicos".

La efervescencia en torno al caso provocó también ayer el abandono de la Comisión de Agricultura del Congreso por parte de los diputados de IU. La decisión, según esta formación política, se adoptó "al no aceptar el PP que el Gobierno comparezca [en el Congreso] para explicar los cambios en el Ministerio y dar cuenta de las denuncias de corrupción que han recaído sobre altos cargos del departamento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 1999

Más información

  • El sindicato UPA responsabiliza a De Palacio