Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se publica la obra completa de las canciones de Albéniz

La recuperación y limpieza de la obra de Isaac Albéniz sigue su camino. Hace unos meses se presentó en Madrid la edición de la Suite Iberia; ayer, en el Círculo de Bellas Artes, salió a la luz la Obra completa para voz y piano, que contiene las 38 canciones del compositor.Las ha publicado la editorial catalana Tritó, especializada en dar a conocer trabajos de músicos catalanes y en la recuperación de obras que no han tenido muy buen trato a lo largo de su existencia. A la presentación acudió el presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que es pariente del músico.

El trabajo está firmado por Antón Cardó, pianista y profesor de repertorio vocal de la Escuela Superior de Canto de Madrid, y por Jacinto Torres, experto en el músico catalán, apasionado por su trabajo y su figura contradictoria y rebelde, que además es catedrático de musicología del conservatorio madrileño.

Torres ya participó en la edición de la Suite Iberia junto al pianista y estudioso Guillermo González.

Albéniz, que vivió entre 1860 y 1909, compuso sus 38 canciones para voz y piano a partir de 1895. Son piezas escritas en inglés, francés, italiano y castellano. Rosina Moya Albéniz, nieta del artista, es la autora del prólogo del libro, que recupera en toda su pureza las partituras originales. Moya asegura en la presentación del volumen que es la primera vez que se lleva a cabo una recopilación seria de este trabajo de su abuelo.

Uno de los ciclos de las canciones está inspirado en fragmentos de las Rimas de Gustavo Adolfo Becquer, para las que Albéniz compuso dos versiones: una cantada y otra de acompañamiento para el texto recitado. También están las notas que el compositor catalán puso a los textos de la condesa de Bolaños, escritos en italiano, además de unas canciones que compuso con un colaborador habitual suyo, Francis Burdett Money Coutts, poeta inglés de familia de banqueros, que le encargó una ópera titulada Merlín, que también será recuperada próximamente para ser, probablemente, representada en público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de mayo de 1999