Los sindicatos consideran difícil lograr un acuerdo sobre el plan de empleo

Los sindicatos CCOO y UGT ven "difícil" lograr un acuerdo sobre el plan de empleo de 1999 que prepara el Gobierno. Tras su reunión de ayer con Trabajo, criticaron que no se les haya entregado ningún documento con propuestas definidas. También mostraron su desacuerdo con el balance hecho por el Gobierno sobre el plan del pasado año, que tampoco apoyaron, y aseguran que llega "tarde y mal", porque no concreta los parados que se beneficiaron de él.

La primera reunión mantenida ayer por representantes de los dos sindicatos con el secretario general de Empleo, Juan Chozas, para debatir el plan de empleo de 1999 y analizar los resultados del programa del pasado año permitió pocos avances. Lola Liceras (CCOO) y Jesús Pérez (UGT) calificaron el balance de Trabajo sobre los resultados del año pasado como "vagos" y "virtuales", ya que se refieren únicamente a las acciones efectuadas en formación y empleo, pero no ofrecen resultados concretos del número de parados que se acogieron a ellas. Sobre el plan de este año, los sindicatos ven difícil que lo puedan apoyar. El Gobierno ya ha manifestado que será muy similar al de 1998, y sólo queda un mes para que el Ejecutivo lo presente en Bruselas. Jesús Pérez lo calificó de "refrito" de medidas y exigió a Trabajo que cuantifique el empleo creado con las acciones ejecutadas. En su criterio, el Gobierno se ha limitado a cumplir las directrices de Bruselas.El secretario general de Empleo negó todas las acusaciones de las centrales y reiteró que se realizaron 1,3 millones de acciones de orientación, información, formación y empleo, de las que se han beneficiado más de 900.000 personas, tal y como estaba previsto. "Al rendir cuentas, el mejor resultado es el que estamos dando: señalar que había unos compromisos que se han cumplido", afirmó. Críticas a Cuevas

Los sindicatos criticaron también las afirmaciones del presidente de la patronal, José María Cuevas, quien el día anterior había calificado de profundamente inflacionistas los sistemas de fijación de salarios y de financiación de las pensiones. Toni Ferrer (UGT) y Fernando Puig (CCOO) aseguraron que los sindicatos responderán de forma "contundente" si el Gobierno atiende las propuestas de Cuevas.

Ferrer considera "demagógica" la medida sugerida por el dirigente de la patronal de rebajar las cuotas sociales, y con efectos "muy graves" porque pondría en peligro el sistema público de pensiones. La UGT rechaza "la sempiterna" exigencia de la patronal de reducir las cotizaciones, y recordó que los costes salariales en España están 22 puntos por debajo de la media de la Unión Europea.

Para Fernando Puig, la posición de Cuevas sobre salarios y pensiones "no es ninguna novedad, pero tampoco lo es la falsedad sobre la que se basan esas pretensiones". Según sus datos, los salarios en nuestro país suponen tres cuartas partes de lo que ganan como media los trabajadores comunitarios. Respecto al sistema de pensiones, aseguró que ni está desajustado ni corre peligro.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción