La ONCE agradece a José Hierro su ayuda con una edición en braille

Aparte de su reconocida tarea como poeta, el último premio Cervantes, José Hierro, ha dedicado una parte de su tiempo a ayudar a diversas instituciones sociales. Eso le agradecieron ayer los dirigentes de la Organización Nacional de Ciegos (ONCE), durante una comida a la que Hierro asistió con su mujer, Lines, y su hija Marian.

El poeta, que según recordaron el director general de la ONCE, Enrique Sánchez González, y el director de Cultura, Felipe Ponce, fue pionero como jurado en los premios literarios Tiflos (van ya por su 13ª edición), recibió una placa y un par de lujosos ejemplares de su poesía en braille. El primero reúne sus dos primeras obras, Alegría y Tierra sin nosotros, y el segundo, su penúltimo libro, titulado Agenda.

Hierro quiso asistir a la comida a pesar de los problemas respiratorios que le aquejan, por los que tuvo que ser ingresado hace un par de semanas en una clínica de Tenerife. Bastante recuperado, aunque deberá guardar reposo y tomar sesiones de oxígeno en casa, el poeta disfrutó visiblemente junto a amigos como Félix Grande y Paca Aguirre, familiares y periodistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 29 de abril de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50