GUERRA EN YUGOSLAVIA Los refugiados

Los "modelos" de la guerra de Kosovo

Algunos miembros del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) en Tirana confían ciegamente en los helicópteros estadounidenses Apache. Están convencidos de que, con su concurso, sus hombres lograrán entrar en Kosovo por Tropoje y alcanzar la localidad de Pec. El ELK se ofrece sin disimulo desde hace días como las tropas de tierra que necesita la OTAN para ganar esta guerra. Pero fuentes occidentales no ven clara esa opción. Kosovo se ha convertido en una ensalada de modelos. La invasión terreste puede acabar en un Vietnam; el envío de soldados norteamericanos en una Somalia y el rearme del ELK en un Afganistán. Mientras, los radicales serbios no cambian su patrón. La limpieza étnica que se desarrolla en Kosovo es la misma que diezmó Bosnia-Herzegovina: toma de aldeas por los paramilitares, saqueo de las víctimas, separación de los hombres, expulsión de la raza considerada inferior, asesinatos de varones, violaciones de mujeres y ocupación del territorio.

Más información
ACNUR denuncia la matanza el martes de más de 100 albanokosovares en edad militar

La salida de este conflicto también tiene precedentes: los acuerdos de Dayton, cuyo celebrado capítulo sobre el retorno de los desplazados aún no se ha cumplido cuatro años después del fin de la guerra, o las Malvinas, en las que la espectacular derrota de los generales argentinos despertó a todo un pueblo de la hipnosis nacionalista y facilitó la llegada de la democracia. Mientras que Kosovo encuentra su propio modelo, la sangría continúa.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS