Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho comunidades piden a sus estados apoyo en la UE para el tren del eje atlántico

Los consejeros de transportes de seis comunidades españolas, incluida Euskadi, de Aquitania (Francia) y del Norte de Portugal analizaron ayer en Vitoria la situación de los proyectos de infraestructuras del Arco Atlántico-Sur y prepararon el pronunciamiento que realizarán sus presidentes el próximo jueves en Burgos. En este sentido, los jefes de estos ejecutivos autonómicos instarán a sus estados (España, Francia y Portugal) a que respalden ante la Unión Europea su proyecto de tren rápido que unirá el eje Lisboa-París. Dentro de ese eje se incluye la Y vasca. La representación española estuvo compuesta por los consejeros de Euskadi (Álvaro Amann), Asturias, Castilla y León y La Rioja y por los directores de transportes de Galicia y Cantabria. Los estados de la UE discutirán en las próximas fechas los contenidos de la Agenda 2000, que es el documento que determina las prioridades y los Fondos de Cohesión que Europa va a poner a disposición de los diferentes gobiernos para las redes transeuropeas. De ahí, la trascendencia de la reunión que celebrarán el jueves los presidentes regionales. "Hay que aunar esfuerzos y voluntades. Se trata de buscar un compromiso del Estado y cuando algún proyecto parcial esté listo para su ejecución, se libren los fondos para construirlo", recalcó Amann. "Los estados y la UE tienen que saber que las regiones que formamos el eje Atlántico-Sur necesitan su respaldo. No es cuestión de dar prioridad a un proyecto sobre otro [en alusión al eje Mediterráneo], sino de conjugar los intereses de todos", explicó el titular de Transportes del Gobierno vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de abril de 1999