Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo niega indemnizar a un escolta por una foto con Guerra

El Tribunal Supremo ha rechazado la pretensión de un policía del servicio de escoltas de ser indemnizado por aparecer en una fotografía publicada en Abc junto al entonces vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, y su hermano Juan. El policía, Fernando Cifuentes Garrote, que perteneció al servicio de escoltas del vicepresidente del Ejecutivo, consiguió que un juez de primera instancia de Sevilla condenase a la editora de Abc, Prensa Española, a no publicar la fotografía en la que aparecía él con los hermanos Guerra y a indemnizarle con 300.000 pesetas. La Audiencia revocó esa sentencia y ahora el Tribunal Supremo ha confirmado que la fotografía puede seguir publicándose y el agente no tiene derecho a indemnización.

El Supremo explica en su sentencia que el derecho a la propia imagen es el que todo individuo tiene a que los demás no reproduzcan los caracteres esenciales de su figura sin su consentimiento, de tal manera que todo acto de captación o publicación de una fotografía de la persona en momentos de su vida privada o fuera de ellos supone una vulneración de ese derecho fundamental. Sin embargo, eso no impide la información gráfica sobre un suceso o evento publico cuando la imagen de la persona aparece como "meramente accesoria".

En el caso examinado, la información gráfica se refería a personajes de naturaleza pública: uno, el vicepresidente del Gobierno de la nación; y otro, su hermano, "que había adquirido notoriedad pública por razones sobradamente conocidas". Además, la fotografía había sido tomada en la vía pública.

Según la sentencia, siendo ése el objeto de la información, la reproducción de la imagen del escolta "aparece como accesoria en relación con la totalidad de la fotografía, cuya finalidad no es otra que mostrar la calidad de las relaciones existentes entre los hermanos señores Guerra".

En consecuencia, para el Supremo prevalece en este caso el derecho a la información sobre el derecho individual a la propia imagen del recurrente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 1999