Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas decide investigar la compra de Schweppes por Coca-Cola y retrasar la operación

La compra de Schweppes por Coca-Cola se complica en Europa. La Comisión Europea ha decidido investigar la operación al observar indicios de excesiva concentración de mercado en varios países y, por tanto, ir en contra de las normas de competencia. En España, el Tribunal de Defensa de la Competencia envió ayer su informe preceptivo a Economía y será el titular de este departamento quien decida dar luz verde o no a la operación.

El hecho de que la Comisión haya decidido tomar cartas en el asunto supone que la operación se va a retrasar, al menos seis meses. Coca-Cola quería cerrar la operación el próximo mes de julio. La multinacional estadounidense no notificó la compra a la Comisión Europea por entender que no tenía dimensión comunitaria, pero la batalla jurídica abierta por su competidora Pepsico, y en España también por La Casera, ha hecho que Bruselas reaccione.

Coca-Cola firmó el acuerdo para comprar la marca Schweppes el pasado 15 de diciembre, en todo el mundo menos en Estado Unidos, Francia y Suráfrica, por un montante de 1.850 millones de dólares (277.000 millones de pesetas al cambio de entonces). El acuerdo provocó una reacción inmediata de su competidor directo, Pepsico, en todos los países afectados por la compra de Schweppes. Nada más conocerse el acuerdo se puso en marcha la maquinaria jurídica en todos los países afectados con el mismo argumento: excesiva concentración del mercado.

En el mercado español supondría que Coca-Cola pase de controlar el 67% del mercado al 78% lo que según Pepsico "supone, de hecho, un monopolio, sobre todo en el sector hotelero". Esas fuentes han señalado que las autoridades de competencia de Australia ya se pronunciaron en contra de la concentración el pasado día 7 de abril. Coca-Cola ha desistido de incluir en la operación el mercado de Bélgica el pasado 19 de abril ante el riesgo de otra prohibición. En Alemania, según esas fuentes, también lo revocarán. Scheweppes tiene en España 1.100 trabajadores, que aún no han recibido ninguna garantía de la continuidad en sus puestos. Coca-Cola ganó hasta marzo de este año 747 millones de dólares, frente a los 857 millones del mismo periodo del año 1998.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 1999